Samsung ha presentado hoy, por sorpresa, un nuevo dispositivo en el evento introductorio de su Galaxy Note 9. Se trata, nada más y nada menos, que del Galaxy Watch, el dispositivo que viene a dar el revelo a la gama Gear bajo un nuevo nombre que pretende suponer un soplo de aire fresco para el consumidor y que consiga conducir la atención de este hacia un mercado dominado de manera indiscutible por el Apple Watch.

El Galaxy Watch repite, de hecho, algunas de las características que tiene el dispositivo de su compañía rival, como los dos tamaños de esfera o las diferentes colores (Plata –46 mm–, Negro y Oro Rosa –42 mm–) que, combinados con las distintas correas, servirán tanto para vestir como para hacer deporte. Mantiene algunos aspectos que ya habíamos visto en anteriores generaciones, como la pantalla AMOLED o el funcionamiento del marco a modo de esfera para poder controlar el terminal. Además, incluye también Bixby, el asistente virtual propietario de la compañía, en el propio reloj.

Un reloj competente

Como no podía ser de otra manera, el Galaxy Watch tendrá una presencia notable en el ámbito deportivo y de salud, con unos sensores de medición de ritmo cardiaco y diferentes opciones de entrenamiento que aportan posibilidades como sumergirlo en el agua a una profundidad de hasta 5 ATM. También cuenta con un nuevo "monitor de gestión del estrés que detecta automáticamente los altos niveles de estrés y proporciona ejercicios de respiración para ayudar al usuario a que mantenga la concentración", además de monitorizar el sueño para obtener información detallada de las fases y calidad del tiempo de descanso.

Desde Samsung aseguran que la autonomía del reloj será de "varios días" o, lo que es lo mismo, 80 horas. Una autonomía que se verá indudablemente influenciada por el uso o no de las capacidades LTE del mismo, que permitirán dejar el smartphone en casa cuando se va a hacer deporte, por ejemplo. En este último apartado vale la peña señalar su colaboración con Spotify, gracias a lo cual los usuarios podrán hacer uso de su biblioteca sin tener el teléfono cerca y poder escuchar canciones sin conexión a través del reloj haciendo uso de los 4 GB de almacenamiento interno de los que dispone.

ElGalaxy Watch es compatible con Android 5.0 o posterior y con iPhone 5 o superior o iOS 9.0 o superior. SE podrá reservar a partir del próximo día 24 de agosto, con una comercialización prevista para el día 7 de septiembre. Por el momento, eso sí, nada de precios.