Por si te lo estabas preguntando, la Surface de Microsoft se fabricaba, en parte, en los Estados Unidos. Un modelo de producción similar al de Apple con el Mac Pro, con que en el que ambas compañías buscanban aumentar su fuerza de trabajo a la vez que potencian la industria ensambladora de tecnología en suelo norteamericano, que en muchas ocasiones son muy criticadas por la deslocalización histórica que se ha venido haciendo hacia países asiáticos, mucho más baratos.

No todas las Surfaces se fabricaban en USA, pero las que lo hacían gozaban además con un reclamo extra: en cada dispositivo que se hacía en suelo norteamericano se marcaba con el sello de "Made in Portland, Oregon", una suerte de orgullo que muchos americanos verían como un apoyo de la compañía a la producción local en materia tecnológica. Compañía americana, fabricación nacional y distribución local, la pirámide perfecta para la producción interna.

Pero parece que las cuentas no salen. O al menos si las comparamos con la fabricación en china del mismo dispositivo. Y es que en solo dos años, Microsoft ha anunciado que cerrará la planta de Wilsonville, dejando Microsoft está consolidando su fabricación y construirá las Surface Hub en el mismo lugar que sus otros dispositivos Surface, considerando además que es un producto con un volumen bastante reducido si lo comparamos con otros dispositivos de la compañía, o con la propia línea de Surface general.

Este movimiento, como el que siguen otras grandes compañías pone entre dicho el plan de Trump y su "Made in America". Fabrican según que cosas en local ya es inviable a los niveles de precios actuales, o al menos así lo apuntan los que están a favor de la deslocalización masiva.

Además debemos tener en cuenta que fabricar en local no es solo abrir una fábrica y contratar empleados. Los suministros, los proveedores, los sistemas de ensamblaje y verificación, el origen de las materias primas... todos esos factores ahora están en manos de China, y desde luego no va a dejar que le quiten su parte de pastel.