La historia de las meteduras de pata por parte de compañías del sector tecnológico recibe hoy a Huawei como la más reciente en sumarse a la lista. Y no ha sido –del todo– culpa suya, puesto que el engaño que se quería perpetrar habría sido culminado con eficiencia de no ser porque una de las actrices del anuncio de su nuevo Nova 3 decidió publicar una imagen del rodaje en sus redes sociales, destapando así todo el pastel.

La situación en cuestión, como se ha mencionado, tiene como protagonista al Nova 3 –o mejor dicho, la ausencia de este–. Este nuevo teléfono, que se está promocionando en la actualidad en Egipto, cuenta con un anuncio en el que se ponen en relevancia sus facultades fotográficas, como viene siendo habitual en muchos de los terminales de la actualidad. Sin embargo, y aunque las imágenes tomadas con los dispositivos móviles son cada vez mejores, no parecen ser lo suficientemente buenas como para cumplir los estándares que Huawei considera óptimos para sus anuncios.

De esta manera, un usuario de Reddit ha descubierto que, en una de las imágenes publicadas por la actriz –ya borradas- en Instagram, se podía ver una foto del rodaje en el que ella y otro actor posaban delante de una cámara réflex. Nada tendría esto de extraño de no ser por el brazo extendido de su compañero en clara posición para realizar un selfie, terminando con la mano junto a la cámara del fotógrafo y sin rastro alguno del teléfono que se está promocionado.

Una imagen que, puesta en contexto con el vídeo del anuncio, donde se infiere de manera clara que ambos se están realizando un selfie, evidencia la metedura de pata de la actriz y muestra cristalinamente la razón por la cual no hay que confiar de manera ciega en las promociones que realizan los fabricantes de smartphones ensalzando la cámara de este o aquel terminal.

Siendo deshonestos con el cliente

Este grave error resulta avergonzante para una compañía de proyección internacional como Huawei en la que, además, el peso de la fotografía en sus smartphones ha sido mucho en el pasado año. No es la primera vez, sin embargo, que ocurre algo de índole similar con la empresa asiática, que ya fue descubierta falseando las fotografías supuestamente estaban realizadas con el P9 y que, en realidad, también fueron tomadas con una réflex.

Por el momento, aún no ha habido un comunicado por parte del fabricante, aunque poca o ninguna justificación hay para un anuncio en el que se pone de manifiesto la intención de engañar al cliente mediante muestras falsas.