Los altavoces inteligentes son el producto para el hogar que está destinado a despuntar durante los próximos años. Con los principales fabricantes afanándose para lanzar sus diferentes versiones, las propuestas no dejan de llegar, estando unas enfocadas al terreno puramente del audio y otras a proporcionar una experiencia más completa en otros sentidos. En el caso de los primeros tenemos productos como el HomePod o el Google Home Max, y en el de los segundos el Amazon Echo o el Huawei AI Cube, que presenta hoy la firma china en la berlinesa feria de la IFA 2018.

El Huawei AI Cube –spoiler: no es un cubo– se muestra como un altavoz con cierta reminiscencia al Google Home original, con un aspecto alargado pero compacto y diferenciando de manera clara dos partes del cuerpo: una inferior de diferentes tonos donde se encuentran el altavoz y el micrófono y otra de color blanco en la que se alojan el resto de componentes. En su parte superior vista en planta, la compañía sitúa los controles táctiles para cuando no quiera recurrir a la voz.

Inteligencia y conectividad

Dos son los aspectos que hay que destacar, a priori, del Huawei AI Cube frente a otros altavoces similares. El primero de ellos es que incluye el asistente virtual de Amazon, Alexa, para gestionar todas las tareas que se vayan sucediendo a lo largo de los días; el segundo, que el altavoz cuenta con una ranura para insertar una tarjeta SIM y hacer así las veces de router con conectividad 4G, algo que lo sitúa en un puesto interesante frente a la competencia. Aquí habrá que ver el papel que juegan los operadores y cómo se las ingenia la marca para distribuir este producto para vender su faceta de altavoz junto a su papel de router.

Imagen: Mashable.

Por ahora Huawei no ha dado muchos detalles técnicos acerca del sonido, donde asegura que ofrecerá una experiencia mucho mejor que la de sus competidores. También se desconocen la fecha y precio de lanzamiento del terminal, aunque sí hemos podido saber que la compañía pretende que esté listo para ser comercializado de manera exclusiva en territorio europeo a tiempo para la campaña navideña. No queda demasiado, por consiguiente, para poder detallar de manera exacta qué tiene y qué no tiene un altavoz inteligente con el que la gran tecnológica quiere introducirse de manera efectiva en los hogares europeos.