Los robots educacionales ofrecen una manera novedosa de aprender. El enfoque que representan es completamente práctico. Se busca que los alumnos aprendan haciendo desde le inicio, dejando para más tarde las explicaciones detalladas acerca de los fundamentos de una actividad. En contraste con lo que suele suceder en las aulas: darle mucha importancia a enseñar primero una serie interminable de datos teóricos, para solo después ocuparse de problemas prácticos.

Según Robotics, la compañía líder en robots educacionales de Corea del Sur:

"La robótica es la mejor herramienta para el Aprendizaje basado en proyectos (PBL en inglés) para el siglo XXI, y la manera más interesante de aprender haciendo. Tal aprendizaje es una pedagogía centrada en el estudiante, que involucra un enfoque de salón de clases dinámico a través del cual los estudiantes adquieren conocimientos profundos; explorando activamente desafíos y problemas del mundo real. Los estudiantes aprenden acerca de una materia trabajando durante un periodo extendido de tiempo para responder una pregunta compleja, desafío o problema".

La pedagogía está evolucionando gracias a innovaciones en este campo. Una de las más interesantes actualmente es el proyecto central de la startup polaca Photon Entertainment. Consiste en un pequeño robot llamado "Photon", el cual cuenta con una gran serie de funciones ocultas, ellas solo pueden ser descubiertas a través del usuario, paso a paso aprenderá lo necesario para programar el uso correcto de las capacidades del robot.

Usando una app, los estudiantes deberán ir superando niveles de varios juegos pedagógicos. Conceptos básicos de programación y nociones fundamentales sobre el uso y funcionamiento de algoritmos están integrados en la experiencia. La idea es que, al final del recorrido, el alumno haya programado todas las funciones ocultas en Photon, pudiendo disfrutar de un juguete que él mismo ha ayudado a construir.

La utilidad de Photon no se limita a enseñar a programar. Fue diseñado por ingenieros de la Bialystok University of Technology en cooperación con psicólogos de la University of Social Sciences and Humanities. Así, Photon también aspira a enseñar tanto técnicas de comunicación interpersonal, como comportamientos sociales positivos.

"Además de entrenamientos cognitivos, queríamos que el robot tuviera un efecto positivo en el desarrollo psico-social de los niños. Queríamos enseñarles a entender emociones, no siempre positivas, hacer decisiones y cooperar con el ambiente". —Katarzyna Żukowska, psicóloga en la University of Social Sciences and Humanities.

El proyecto ha sido condecorado con toda clase de reconocimientos. En el dos mil quince, el equipo detrás de Photon Entertainment ganó las finales de la Microsoft Imagine Cup, la competencia de tecnología estudiantil más grande a nivel mundial. También triunfaron en la competencia polaca Podlasie Innovation Accelerator.

Recientemente han adquirido su reconocimiento más prestigioso: Photon Entertainment ha sido nombrada la mejor startup de Europa por el European Business Angels Network (EBAN), durante el congreso anual de la organización.

Esto sin duda potenciará el desarrollo de la compañía, la cual hasta los momentos estaba limitada a cuatro países en cuanto a ventas: Polonia, Suecia, Singapur y Australia. Planean extender su disponibilidad progresivamente hacia otros mercados.

Marcin Joka, uno de los artífices principales detrás de Photon, afirmó que tal reconocimiento por parte del EBAN probablemente les servirá de gran ayuda a la hora de buscar inversores internacionales para sustentar la planeada expansión.

Photon Entertainment

El potencial de este proyecto es considerable. Su éxito podría significar un hito importante en la evolución de la educación. Esperaremos con emoción su llegada a occidente.