A todos los que lidiamos con la tecnología día a día nos hemos visto en la situación de tener que ponernos creativos para transferir nuestros datos de un servicio o aplicación a otro. Si bien muchas veces podemos descargarla, no siempre se puede subir directamente en otro lado.

Para facilitar la portabilidad de datos, Facebook, Twitter, Google y Microsoft han decidido formar una nueva alianza para crear un estándar de transferencia. A través del llamado Data Transfer Project (DTP), los cuatro gigantes tecnológicos están desarrollando una plataforma de portabilidad de código abierto que permitirá mover información a través de cualquier servicio en línea.

Fundado por Facebook desde 2017, DTP ha presentado este viernes un adelanto de la herramienta que aún no está disponible. De acuerdo con el libro blanco que ha publicado el grupo, no habrá necesidad de descargar la información para subirla en otro lado. El objetivo es que sirva para cuando estás probando un nuevo servicio, dejando otro o respaldando tu información.

La alianza de los cuatro gigantes ha explicado el funcionamiento de DTP de la siguiente manera:

Data Transfer Project usa las API existentes de los servicios y los mecanismos de autorización para acceder a los datos. Luego utiliza adaptadores específicos del servicio para transferir esos datos a un formato común y después respaldarlo en la API del nuevo servicio.

Cualquiera que guste puede empezar a probarlo, sin embargo, DTP advierte que la plataforma aún está en desarrollo, por lo que todavía no está exenta de tener fallos. El tipo de datos que se pueden transferir incluye contactos, listas de reproducción en el caso de los servicios de streaming de música como Spotify o los datos de salud que tenemos en aplicaciones para registrar actividad física, así como fotos y vídeos de redes sociales o aplicaciones de almacenamiento.

La creación de DTP, o más bien de un estándar de portabilidad de datos, es un hito necesario desde hace tiempo. Para empezar, le va a restar poder a las aplicaciones o servicios que dificultan la descarga de datos personales para que la gente no se vaya con su competencia. Esto los obligará a mejorar la calidad de su plataforma, lo que nos beneficia como usuarios.

Por otra parte, y tal vez sea el meollo principal del asunto, con la creciente regulación del uso y la privacidad de los datos de usuarios, encabezada por Europa con la nueva ley de protección de datos (GPDR), esto le servirá a las tecnológicas para lavarse un poco las manos del tema. Su argumento será que la persona ha elegido tener sus datos en un sitio determinado pese a tener la posibilidad de llevárselos a otra plataforma. Ya lo decía el tío Ben a Peter Parker: "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".