Facebook sigue realizando diversos movimientos con la intención de proteger los datos personales de sus usuarios. En esta ocasión, los responsables de la red social anunciaron que a partir de hoy, los desarrolladores tendrán ciertas restricciones de acceso a la información de las personas.

Concretamente, los cambios han sido efectuados a la forma en que funcionan algunas de sus API. Ahora solo será posible descubrir contenido público proveniente de páginas y ciertos perfiles públicos verificados. La búsqueda de páginas está de regreso en la API de páginas, sin embargo, los desarrolladores necesitarán permiso previo para hacerla funcionar. Esto se obtendrá en el proceso de aprobación de la aplicación. De igual forma, quienes utilicen la API de Marketing para gestionar sus anuncios deberán aprobar el mismo proceso.

Por otro lado, otras API dejarán de funcionar debido a su bajo nivel de adopción. Tal es el caso de la Graph API Explorer App, la cual permitía realizar pruebas de diversas consultas de datos. También fueron dadas de baja algunas otras herramientas como la búsqueda de temas y la posibilidad de crear imágenes y vídeos de perfil desde otras aplicaciones.

Con estas restricciones, Facebook pretende mejorar la imagen negativa que han tenido en los últimos meses. Escándalos como el de Cambridge Analytica les han hecho replantearse el cuidado de la información, pero no parece ser una situación que se vaya a olvidar en el corto plazo.