La Comisión Europea impondrá este miércoles una multa de 4.340 millones de euros a Google, quien, según los reguladores, abusa de su posición dominante con la plataforma Android.

La comisaria Margrethe Vestager acusa a Google de aprovechar su posición dominante en el continente —donde cuentan con una cuota de mercado cercana al 80%— para impulsar otros servicios como Chrome o el propio buscador.

A ojos de la Comisión de Competencia, según adelantan Bloomberg y Finnancial Times, Google ha utilizado varias tácticas "ilegales" para presionar a fabricantes de teléfonos móviles y operadores.

  • Para poder integrar Google Play en los dispositivos, los fabricantes deben preinstalar otras aplicaciones como Google Chrome.
  • Operadores de telefonía móvil y fabricantes reciben incentivos económicos por preinstalar aplicaciones de Google en lugar de servicios de otras empresas.
  • Google impone restricciones contractuales que impiden la venta de teléfonos móviles con sistemas operativos rivales basados en el código fuente de Android.

Estas prácticas ilegales, según Vestager, limitan la capacidad de acción de empresas rivales. Sin embargo, Google argumenta que las aplicaciones de los rivales pueden descargarse con facilidad en cuestión de segundos.

La empresa norteamericana dispone de 90 días para detener sus prácticas ilegales. De lo contrario, la empresa matriz (Alphabet) será sancionada con hasta el 5% de su facturación diaria a nivel global.

El año pasado, la Comisión de Competencia impuso a Google una sanción de 2.400 millones de euros por abusar de posición dominante con Google Shopping, la plataforma de comercio electrónico de la empresa norteamericana.

👇 Más en Hipertextual