Con Read Dead Redemption 2 en el horizonte, hasta las figuras más grandes de la industria han adelantado o retrasado sus grandes proyectos. Activision y Treyarch hicieron lo propio con su Call of Duty: Black Ops 4 y la nueva entrega llegará casi un mes antes de lo normal en la franquicia. Así pues, no podía ser de otro modo, también podremos jugar su versión beta unos días antes.

Hoy Treyarch ha confirmado que la beta tradicional de Black Ops 4 llegará el 3 de agosto a PlayStation 4 y acabará el día 6. Hará lo propio en Xbox One, PC y en una segunda ronda para PlayStation 4 el 10 del mismo mes, durante otros tres días. Pero por si este baile de fechas no fuera suficientemente complejo, la compañía ha anunciado que, por primera vez en la historia de la saga, Black Ops 4 tendrá dos betas diferenciadas. Y sí, lo habéis adivinado, la segunda será para probar en profundidad la gran novedad de esta entrega, el modo Blackout.

Ésta, eso sí, llegará bastante más tarde: lo hará en un día por confirmar del mes de septiembre y será la primera vez que alguien pueda jugarlo con lo que no hará acto de presencia en la próxima Gamescom, como algunos esperaban. Esto no deja de evidenciar que este nuevo modo battle royale para la franquicia está todavía demasiado verde y, más que posiblemente, se cumplan los rumores de que llegará tras el lanzamiento oficial.

La beta tradicional, eso sí, vendrá bastante cargada: seis mapas, dos de los cuales no se habrán visto hasta el momento, nuevos especialistas y otros que vuelven como Nomad y cinco modos: combate a muerte por equipos, dominación, punto caliente, buscar y destruir y control, el debutante.