Llega el verano, o cualquier periodo de descanso o asueto, y nos planteamos realizar un viaje, dentro o fuera de nuestro país de residencia.

Entre las muchas cosas que debemos pensar, una de ellas es el consumo de datos de nuestro smartphone. No importa que nuestro proveedor nos permita acceder a internet desde otros países. Tampoco importa que nos ofrezcan varios gigabytes por defecto o planes adicionales.

Si viajamos varios días, entre consultar en buscadores, mirar mapas y subir fotografías y vídeos, tu plan de datos durará más bien poco.

De ahí que gestionar nuestro iPhone antes de salir de casa nos ahorrará sustos y tener que afrontar una factura más abultada que en meses anteriores.

No requiere demasiado tiempo, sólo tomar ciertas precauciones y aplicar unos pocos cambios que detallamos a continuación.

Comprobar el uso de datos

El sistema operativo de tu iPhone te permite conocer el consumo de datos, reiniciar esos datos y empezar de cero para calcular el consumo durante un periodo de tiempo concreto.

En Ajustes > Datos móviles encontraremos Datos móviles donde indica el consumo actual total y un listado de aplicaciones con su consumo particular.

Podemos consultar estos datos antes de nuestro viaje o una vez estemos allí para evitar sobrepasar nuestro plan de datos contratado. Además, con la opción Reiniciar estadísticas el recuento volverá a cero.

Actualmente, la mayoría de operadoras cuentan con su propia aplicación móvil oficial que facilita la consulta en tiempo real de nuestro consumo de datos.

En España, por ejemplo, las dos principales operadoras, Movistar y Vodafone, cuentan con las aplicaciones Mi Movistar y Mi Vodafone respectivamente.

Consulta en la página oficial de tu operadora si ofrece aplicación oficial y si ésta permite consultar el consumo de datos.

Limitar el acceso a datos móviles

En el mismo menú donde podemos ver los datos consumidos por las aplicaciones instaladas es posible limitar su acceso a datos móviles.

Ajustes > Datos móviles > Datos móviles podemos desmarcar las aplicaciones que no sean imprescindibles para nuestro viaje. En caso que la necesitemos, ya la activaremos de nuevo.

En este sentido, también es recomendable ir a Ajustes > iTunes Store y App Store y desmarcar Datos móviles para que las descargas y actualizaciones de aplicaciones o contenido multimedia no empleen datos móviles.

Hay aplicaciones que consumen más datos que otras por su naturaleza, como WhatsApp, Netflix o Spotify. La primera, porque la usamos para todo y las otras dos porque el consumo de vídeo y audio ocupa más.

Si vamos a viajar conviene contar con contenido offline en nuestro iPhone o iPad. Esto incluye vídeos, audios y juegos. Algunos juegos nos obligan a acceder a internet para jugar.

Si aun así queremos emplear las aplicaciones antes mencionadas, podemos aplicar ciertas limitaciones. En WhatsApp, por ejemplo, podemos limitar la descarga de archivos mediante datos móviles. Encontraremos esta opción en Ajustes > Uso de datos dentro de WhatsApp.

Otras acciones a tener en cuenta

La acción más drástica pero efectiva consiste en desactivar el consumo de datos móviles. Desde Ajustes > Datos móviles, desmarcamos el botón en verde de Datos móviles.

Sólo tendremos acceso a internet si activamos el wifi desde Ajustes > Wi-Fi > Activa Wi-Fi. Obviamente, necesitaremos tener a mano una conexión abierta o accesible para nosotros. Dependeremos de lugares públicos con wifi pero evitaremos usar los datos móviles. Es menos seguro pero más barato.

Otra opción que debemos vigilar es Asistente de Wi-Fi. Es muy útil porque emplea datos móviles si la conexión wifi es mala, pero claro, si lo que queremos es ahorrar datos móviles tendremos que desactivarla. Encontrarás esta función en Ajustes > Datos móviles.

También es práctico desactivar Ajustes > Datos móviles > iCloud Drive para que el servicio de almacenamiento online de Apple no gaste datos móviles al sincronizar archivos.