La gran ola de Kanaguawa

Gracias a internet son muchos los sitios en donde podemos estudiar prácticamente cualquier cosa que nos interese. Cursos gratuitos, cursos certificados como los MOOCs y así una infinidad de opciones.

20 sitios web donde puedes aprender casi cualquier cosa

Si de clases de dibujo se refiere encontramos una opción muy atractiva. Porque ¿quién no quiere tomar clases con los mejores? ¿Qué tal con el mítico artista japonés Katsushika Hokusai? Recordemos que él fue autor de una obra inmensa y variada, es uno de los principales artistas de la escuela conocida como «pinturas del mundo flotante». También es conocido por la diversidad de nombres que utilizó a lo largo de su carrera profesional, Shunro, Sori, Kako, Taito, Gakyonjin, Iitsu y Manji.

Su obra está considerada como una de las más importantes del Japón por lo que a la pintura paisajista se refiere. Una de sus piezas más reconocidas es La gran ola de Kanaguawa, obra mítica del autor y una de las estampas más famosas de su género. Fue hecha por el artista alrededor de 1830 y 1833 y desde entonces su influencia se ha extendido, no sólo a la pintura, sino al arte y la cultura en general.

La confección de La gran ola, nombre con el que también se le conoce a esta pieza, fue con el método ukiyo-e, una técnica que utiliza planchas de madera de cerezo con las que los impresores podían realizar varias copias del original hasta desgastarse el relieve de la madera. El coste de estas estampas era menor que las pinturas originales, por tal motivo proliferaron durante la época. El tema principal eran retratos en un primer plano de geishas, actores del teatro kabuki y samuráis, que aparecían tanto en escenas eróticas como humorísticas. Hokusai por su parte realizó muchos paisajes y puede decirse que se especializó en ellos.

¿A qué edad dejamos de ser creativos?

La obra de Hakusai fue admirada y coleccionada por artistas como Vincent Van Gogh, Paul Gauguin y Henri de Toulouse-Lautrec, los cuales tomarían influencias de Hokusai. En Van Gogh principalmente se nota su influencia, en sus paisajes con movimiento, los contornos en negro y demás detalles que el maestro neerlandés utilizó en sus pinturas.

Así que, las enseñanzas de Hokusai son de tomar en cuenta. Lo mejor del caso es que él dejó estructurado un curso de dibujo y paisajismo, y lo mejor de lo mejor del caso es que está pensado para principiantes, para aquellos que queremos aprender a dibujar y sólo logramos hacer monos de palitos (nunca es tarde para aprender).

Este magnífico curso se encuentra en 3 volúmenes de la pluma, sensibilidad e intelecto de Hokusai. El material lo podemos encontrar en línea en formato flip. Al paso de las lecciones que, como decíamos, están pensadas para principiantes, los ejercicios van tomando complejidad. Hokusai escribió estos manuales de arte, conocidos como etehon durante 1811 a 1820, en ellos concentraría la enseñanza de los principios del dibujo.

Accede a estos materiales aquí.

Podemos notar que los motivos de las lecciones son imaginería y personajes de la cultura japonesa, también animales comunes y fantásticos. Con un poco de perseverancia y este legado del maestro japonés sin duda lograremos mejorar nuestra técnica, observar su simplicidad y maestría y tal vez contagiarnos un poco de su estilo.

En el sitio que alberga estos materiales, Hokusai-Katsuchika.org, también tiene el resto del trabajo de este artista. Sus grabados, sus estampas, sus obras más y menos conocidas. Un excelente material que podemos disfrutar y, como vimos, aprender de él.

Deja un comentario

Deja tu comentario