Aunque empezó como un buscador minimalista, Google se ha convertido en una fábrica de aplicaciones y servicios online gratuitos financiados básicamente con publicidad.

Sólo hay que ver esta página de productos de Google para hacerse una idea de la cantidad de utilidades gratuitas de las que podemos disfrutar desde el navegador, desde nuestra computadora y desde dispositivos móviles.

Incluso hay sistemas operativos y gadgets que cubren todo el espectro, como teléfonos inteligentes y tablets con Android, stickers Chromecast para ver contenido en TV, relojes inteligentes con Wear OS y Android Auto, para automóviles.

Si nos fijamos solamente en las aplicaciones de mensajería, nos encontraremos con un verdadero ecosistema de apps que se complementan y que cubren varios frentes.

Veamos qué apps de mensajería de Google están disponibles actualmente, qué ofrecen y cómo empezó todo.

Al principio, Google Talk

Gmail (2004) es posiblemente el primer gran producto de Google tras su buscador. Ganó popularidad rápidamente, a pesar de requerir invitaciones, y en la actualidad es junto con Hotmail/Outlook el servicio gratuito de correo electrónico más popular.

Asociado a Gmail, en 2005 se lanzó Google Talk, la primera apuesta por la mensajería instantánea y que aprovechaba el protocolo abierto XMPP para ofrecer chat de texto y VoIP gratis.

Al estar basado en un protocolo abierto, Google Talk podía usarse en aplicaciones de terceros para diferentes plataformas e incluso llegó a integrarse en Gmail.

Su fin llegó en 2013 cuando lo sustituyó Hangouts, aunque no desaparecerá hasta dos años después. Para entonces, Google ya tenía un surtido de aplicaciones de chat y mensajería para ofrecer.

Gmail e Inbox

Si hablamos de mensajería de Google, técnicamente podemos incluir a estas dos aplicaciones, especializadas en la gestión de correo electrónico pero que han servido como base para las apps de mensajería instantánea de Google.

Como dije antes, Gmail surgió en 2004 y ha servido para dar a conocer a las sucesivas apps de mensajería, como Google Talk, la red social Google+ y posteriormente Hangouts (y Google Voice en Estados Unidos).

Lanzada inicialmente como servicio web, Gmail cuenta con versiones Android y iOS que han recibido distintas actualizaciones.

Entre sus grandes logros, espacio prácticamente inalcanzable para guardar nuestros mensajes, búsqueda de mensajes, un filtro antispam envidiable y la posibilidad de integrar servicios de correo de terceros, así como otros servicios de Google como Drive.

Además, sus versiones móviles integran gestos y movimientos para agilizar el procesado de mensajes y acciones habituales como archivar, eliminar o responder.

Por su parte, Inbox ve la luz diez años después de Gmail, en 2014, a modo de revisión o actualización radical, si bien ambas conviven en la actualidad sin que se prevea una fusión en un futuro cercano.

Las mejoras de Inbox son una gestión mejorada y más inteligente de los mensajes organizados en bandejas de entrada adicionales de manera automática.

Por otro lado, extrae la información útil de nuestros mensajes para obtener mapas de direcciones, recordatorios de citas y reuniones, confirmaciones de vuelo, etc.

Hangouts

En la actualidad, Hangouts es la principal aplicación de mensajería de Google, disponible en forma de aplicación móvil, en versión web e integrada en Gmail, Inbox y Google+.

Entre otras funciones, Hangouts permite videollamadas de hasta 15 personas, chat en tiempo real, compartir geoposición y archivos, etc. El único requisito, una cuenta de Gmail.

Hangouts Meet y Hangouts Chat

Pensando en los usuarios profesionales, clientes de G Suite, Google decidió dividir Hangouts en dos aplicaciones adicionales, Meet y Chat.

Hangouts Meet está pensado para las videoconferencias o videollamadas (hasta 50 participantes a través de G Suite Enterprise), mientras que Hangouts Chat se enfoca en la mensajería instantánea de texto integrándose con Drive o Calendar.

El propósito de ambas apps, vía web o desde dispositivos móviles, es facilitar el trabajo en equipo haciendo frente a la competencia, como Slack, Skype y similares.

Google Allo

La competencia en el mercado de la mensajería instantánea es dura, con grandes como WhatsApp, Telegram, Snapchat o Facebook Messenger.

De ahí que Google afrontara el reto de lanzar en 2016 una app diferente a Hangouts, Google Allo, con un propósito concreto: mensajería instantánea para nuestro tiempo libre, con emojis, stickers y GIFs.

Google Allo se lanza como un cliente de mensajería informal, disponible vía web y para Android y iOS.

Pero a diferencia de la competencia, integra su Asistente de Google, que permite ejecutar acciones automáticas, como buscar algo en Google, ya sea una duda, una localización o un restaurante.

En el momento de escribir esto, Google Allo sigue en activo, pero su futuro es más bien oscuro, ya que este mismo año Google ha anunciado que cesa su desarrollo para centrarse en la nueva tecnología RCS (Rich Communication Services) y su aplicación Android Messages, de la que hablaré más adelante.

Google Duo

Cuando se anunció Google Allo en 2016 también lo hizo Google Duo.

Mientras que Google Allo se centra en los chats de texto, Duo se hace cargo de las videollamadas en forma de app para iPhone y Android.

En este sentido, Google Duo es la versión informal de Hangouts Meet y Google Allo la versión informal de hangouts Chat, y viceversa.

Duo ofrece videollamadas HD, sabe aprovechar el ancho de banda disponible y las conexiones vienen cifradas por defecto.

Google Voice

Disponible, por ahora, en Estados Unidos, Google Voice pretende ganarle terreno a Skype ofreciendo llamadas de teléfono, mensajes de texto (SMS) y buzón de voz.

Aunque la app se lanzó en 2009, todavía no ha dado el salto a otros países. Funciona vía web y desde sus versiones Android y iOS, ofreciendo llamadas gratuitas de PC a teléfono (USA y Canadá) y llamadas de voz y vídeo a través de internet a través de su integración con Hangouts y Google+.

Android Messages

Android Messages o Mensajes Android ofrece soporte para enviar y recibir mensajes SMS y MMS y es compatible con la tecnología RCS (Rich Communication Services) de la que hablé antes.

Como aplicación de mensajería ofrece funciones habituales como compartir fotografías y vídeos, enviar y recibir mensajes de texto en grupos, stickers, búsqueda de conversaciones

La novedad más destacable es el uso de RCS, un protocolo estándar de comunicaciones que pretende sustituir a largo plazo los SMS.

Sin embargo, queda tiempo para que el proyecto esté maduro, si bien tiene el apoyo de grandes operadoras para intentar hacer sombra a WhatsApp y Mensajes de Apple, que copan en la actualidad el mercado de SMS/MMS y mensajería instantánea.