Posiblemente, uno de los elementos más valorados en una casa sea la televisión. Sólo ella es capaz de reunir a varios miembros de una misma familia, olvidando sus diferencias y con el único propósito de pasar un buen rato.

Si en sus primeros años de historia podía tratarse de un objeto de lujo no apto para todos los bolsillos, en los últimos años, el mercado de las televisiones ha sufrido un proceso de democratización que ha permitido que cualquier persona pueda comprarse una.

Esta democratización ha ido de la mano de la evolución, haciendo cada vez televisiones más eficientes, con mejor diseño y tecnologías que ofrecen una calidad de imagen óptima. Y entre todos los fabricantes, el que encabeza el mercado es Samsung.

El pasado año, Samsung Electronics consolidó su liderazgo en el mercado mundial de televisores por doceavo año consecutivo, con una participación de mercado de más del 20 por ciento durante dicho periodo.

La estrategia para revalidar el título en 2018 pasa por su nueva gama de televisores, que llevan por nombre QLED, y que ya está teniendo una gran acogida en el mercado (especialmente los de gran tamaño - superior a las 55 “) tras su presentación en Nueva York el pasado mes marzo.

En qué se diferencian las televisiones QLED del resto

Si estás pensando en comprarte un televisor nuevo, basta con echar un vistazo a un catálogo para darse cuenta de la cantidad de nombres y siglas que acompañan a algunos de los televisores actuales. Y claro, surgen las dudas de qué significa cada uno de ellos y cuál es mejor.

La última tecnología protagonista en sus últimos televisores de Samsung se llama QLED, y se compone de unas partículas unas 100.000 veces más pequeñas que el pelo humano, llamados Quantum dot, capaces de reproducir el color a través del uso de la luz.

Gracias a su composición inorgánica libre de cadmio, cuando reciben la luz reaccionan creando colores más puros, intensos y brillantes. Esto trae como beneficio al usuario paneles más fiables y duraderos que otras tecnologías orgánicas, y una mejor calidad de imagen.

Otra de las novedades incluidas en los nuevos televisores de Samsung es la tecnología HDR 10+ (Alto Rango Dinámico), que permite ver las zonas oscuras y claras en una misma imagen sin perder ningún detalle, con un mayor rango de luminosidad, y consiguiendo imágenes mucho más reales.

El diseño de las QLED TV de Samsung también toma en consideración los beneficios y las necesidades de los consumidores actuales, con recursos como: inteligencia artificial basada en Bixby; la aplicación SmartThings o el innovador One Invisible Connection, que reúne todas las conexiones en un solo cable.

Pero los nuevos televisores de Samsung no sólo destacan por su tecnología mientras están encendidos. Uno de los aspectos que más llamó la atención durante su presentación fue el Ambient Mode.

¿Qué pasa cuando la televisión está apagada? Pues que se convierte en un elemento decorativo más y la pantalla negra puede chocar con diseño de la habitación en la que se encuentre. Con Ambient Mode, puedes hacer una foto de la pared en la que se encuentra tu televisor, mándarselo y ella misma la coloca de fondo de pantalla, con el televisor apagado. De este modo, el televisor pasa a desaparecer, camuflándose con el resto de la decoración.

Ahora es más fácil tener un televisor QLED

Quizá el único inconveniente que puede tener comprarse uno de los mejores televisores del mercado sea el precio y pagarlo en un sólo plazo, puede resultar un tanto complicado. En ese caso, la financiación es una de las opciones más utilizadas por las personas, pero en muchos casos conlleva gastos de comisión.

El nuevo modelo de financiación de CaixaBank del TV QLED de Samsung comercializado por CompraEstrella acaba con eso, y permite que puedas devolverlo con un 0% TAE de interés.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.