AliExpress ha reducido su presencia en Silicon Valley, según ha informado Bloomberg. La decisión obedece a las medidas que ha tomado la administración de Trump sobre la inversión china en compañías estadounidenses.

El gigante chino de e-commerce ha anunciado una nueva inversión en Estados Unidos este año, así como una ronda de financiamiento de 26.4 millones de dólares en una nueva empresa de análisis de datos de Nueva York y Tel Aviv llamada SQream Technologies.

Si bien la suma no parece pequeña, lo es en comparación con los cientos de millones que había puesto en compañías estadounidenses de alto perfil como Magic Leap, Jet.com y Snap Inc.

A principios de este año, AliExpress se quedó sin su principal negociador estadounidense, Michael Zeisser, afirman las fuentes del mismo medio. Sin embargo, en vez de buscar a un reemplazo externo, la empresa ha estado promoviendo a Peter Stern, quien anteriormente trabajaba como banquero de inversión en Credit Suisse.

Estados Unidos contra las inversiones chinas

El paso hacia atrás de AliExpress no es mera coincidencia. Más bien, es coincidente con las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, pues la administración de Trump ha estado tomando medidas en contra de las inversiones de empresas chinas en las tecnológicas estadounidenses para favorecer a las compañías nacionales.

El pasado martes 26 de junio, funcionarios estadounidenses expresaron que el presidente quiere que el Congreso otorgue poderes más ampliados al comité de inversión extranjera en Estados Unidos (CFIUS), el cual está encargado de revisar las adquisiciones extranjeras, según reporta Bloomberg.

Hans Tung, quien es socio gerente de GGV Capital y uno de los primeros inversores en AliExpress, señaló, según recoge el medio estadounidense:

Dado el entorno actual, queda por ver qué inversiones se pueden hacer sin que CFIUS se ponga en contra de ellos. [Ir a] donde sean más bienvenidos tiene más sentido.

A principios de este año, Ant Financial, la hija fintech de pagos de AliExpress, planeaba comprar MoneyGram International. Sin embargo, tuvo que dejar de lado la adquisición debido a que CFIUS bloqueó la transacción, alegando razones de seguridad nacional.

AliExpress no es la única china tomando precauciones con sus negocios en los Estados Unidos. De acuerdo con la firma de investigación de mercados Grupo Rhodium, las adquisiciones e inversiones chinas disminuyeron en un 92% durante los primeros cinco meses del año, la caída al nivel más bajo que ha habido en siete años.