smartenupnas3/Flickr

En medio de las diversas acusaciones de abuso sexual que han dado pie a una campaña en las redes sociales llamada #MuteRKelly, Spotify ha decidido tomar medidas en contra del cantante estadounidense Robert Sylvester Kelly.

Citando su nueva política sobre contenido de odio, el servicio de streaming ha retirado a R. Kelly de sus listas de reproducción y recomendaciones algorítmicas como Discover Weekly. La música de la estrella R&B como su tema I believe I cant fly sigue disponible en Spotify, pero ya no será promocionada por la empresa.

El servicio de streaming explicó en un comunicado, según recoge Billboard:

No censuramos el contenido debido al comportamiento de un artista o creador, pero queremos que nuestras decisiones editoriales, lo que elegimos programar, reflejen nuestros valores.

El cantante, compositor y productor se casó en 1994 con la también cantante Aaliyah, quien tenía 15 años y él 27 en ese entonces, y luego anularon el matrimonio. Ocho años después, fue acusado de tener relaciones sexuales con una menor edad tras la difusión de un vídeo, pero fue absuelto en 2008 de cargos por pornografía infantil.

Por otro lado, Buzzfeed publicó el año pasado un artículo en el que varios padres de familia acusaron al cantante de liderar una sexta sexual que priva de su libertad y abusa de mujeres. Desde entonces, más han denunciado en el mismo medio su experiencia con él.

Si bien la campaña #MuteRKelly lo ha vuelto a poner en la mira del público, el golpe definitivo lo asestó Time's Up con un llamado a la acción para investigar a fondo su comportamiento en las últimas dos décadas hacia RCA Records, la productora Kelly; Spotify y Apple Music, que exhiben su catálogo de música; y Ticketmaster, que ha vendido boletos para sus conciertos.

Spotify describe el contenido de odio como aquel "que promueve o incita de manera expresa y principal el odio o la violencia contra un grupo o individuo según sus características, incluyendo raza, religión, identidad de género, sexo, etnia, nacionalidad, orientación sexual, veterano estado o discapacidad".

Además, el servicio de streaming anunció su colaboración con grupos de derechos civiles como Anti-Defamation League (Liga Antidifamación), que ha desarrollado Audiowatch. Esta herramienta identifica los contenidos considerados "de odio" según registros internacionales específicos, aunque los usuarios también pueden reportarlos de forma directa a la plataforma.

La música de R. Kelly ha sido la primera en verse afectada por las nuevas políticas de Spotify pero ya hay otro artista que se sumará a lista non grata de Spotify. El servicio de streaming tampoco promoverá la música del rapero estadounidense XXXTentacion, quien fue detenido en 2016 por cargos de agresión con agravante a una mujer embarazada y agresión doméstica, de los que le acusó su exnovia, según apunta Billboard.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.