Mientras que la mayoría de las personas se encuentran terminando el bachillerato o incursionando en la universidad a los 19 años de edad, Karim Baratov estaba hackeando a Yahoo! en 2014.

Tras haberse declarado culpable en noviembre pasado ante una corte en California (Estados Unidos), el kazajo-canadiense, quien ahora tiene 23 años de edad, ha sido sentenciado este martes 29 de mayo a cinco años de prisión y a pagar una multa de 250.000 dólares, ha informado The Wall Street Journal.

Baratov fue arrestado en marzo del año pasado en Ontario, Canadá. A petición de Estados Unidos, renunció a su derecho como ciudadano canadiense para una audiencia de extradición. El 28 de noviembre de 2017, se declaró culpable de nueve cargos relacionados con el hackeo masivo a Yahoo! en 2014, uno por conspirar para cometer fraude informático y abuso y ocho por robo de identidad agravado.

Según Yahoo!, el ataque fue financiado por el Kremlin. Los fiscales encargados de su caso alegaron que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) contrató a Baratov para atacar las cuentas de correo electrónico usando la información obtenida del hackeo. Por su parte, los abogados del oriundo de Kazajistán alegaron que él no sabía que estaba trabajando para la agencia de espionaje rusa.

Además de Baratov, se han presentado cargos formales contra dos oficiales del FSB, Dmitry Dokuchaev e Igor Sushchin, quienes supuestamente habrían coordinado el hackeo con Alexsey Belan, uno de los piratas informáticos más buscados por el FBI.

Por haber ocultado el hackeo de 500 millones de cuentas en 2014, Altaba Inc., la empresa de los remanentes de Yahoo! adquiridos por Verizon en 2016, ha sido multada por la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) con 35 millones de dólares para resolver los cargos por haber engañado a los inversores al no informarles sobre el ataque hasta septiembre de 2016, pese a haber tenido conocimiento del mismo desde diciembre de ese año.