Los Guardianes de la Galaxia tienen mucho más protagonismo en Avengers: Infinity War del que imaginábamos, no solo por el peso argumental de Gamora en el argumento y en las consecuencias para Thanos, sino que pone en el centro de la historia la relación entre ella y Star-Lord.

De hecho, una de las escenas más importantes en este sentido estuvo a punto de no suceder.

(A continuación, spoilers)

Se trata de la escena en que Thanos atrapa a Gamora y Star-Lord tiene que cumplir su promesa de matarla. En el borrador original de Avengers: Infinity War, el personaje de Chris Pratt apunta su arma, pero termina bajándola.

Tanto James Gunn como Pratt presionaron hasta convencer a Stephen McFeely, guionista de la película para que se cambie la escena a como se grabó, es decir, Star-Lord cumple su promesa y dispara a Gamora, pero Thanos, al tener la gema-realidad, impidió que pueda matarla, al cambiarla por una pistola falsa de burbujas.

En una entrevista en Buzzfeed, McFeely dijo que "mientras más lo pienso, más convencido estoy de que hicimos bien en cambiar la escena", porque expone a la audiencia al inmenso dilema moral detrás de tomar decisiones durísimas, pero en este caso, correctas.

Más adelante en la película, la decisión es de Thanos, quien tiene que elegir matar a aquello que más ama, es decir, a Gamora, cosa que finalmente decide hacer para obtener la gema-alma. El guionista también recuerda que cerca del final de la película, la Bruja Escarlata se enfrenta al mismo dilema, al intentar remover quitar la gema-mente de Vision.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.