ABC, cadena pública estadounidense filial de Disney ha cancelado el revival de la serie Roseanne después de un tweet lleno de odio y racismo en contra de Valerie Jarrett el pasado lunes 28 de mayo. El comunicado emitido por la compañía y el presidente de la cadena, Channing Dungey, es durísimo:

Lo dicho en Twitter por Roseanne es aborrecible, repugnante e inconsistente con nuestros valores. Hemos decidido cancelar inmediatamente su show.

El tuit en cuestión, publicado por la actriz Roseanne Barr hacía referencia a Valerie Jarrett, asesora de Barack Obama, a la Hermandad Musulmana y a la película El Planeta de los Simios, en referencia a su raza y origen iraní:

Las palabras de Roseanne causaron fuertes críticas no solo por la opinión pública sino por el equipo y actores de la serie. Wanda Sykes, productora de la serie renunció después del tweet y Sara Gilbert, quien actua en la serie y es productora ejecutiva, aseguró que los involucrados en la producción no comparten el punto de vista de Barr.

Roseanne intentó alejarse de sus palabras publicando una disculpa pública en su cuenta de Twitter, reduciendo sus declaraciones racistas a una broma de mal gusto. Valerie Jarrett fue, durante años, objetivo de crítica desde el ala conservadora política estadounidense y sobre todo fanáticos de Donald Trump, como la propia Roseanne Barr.

https://twitter.com/therealroseanne/status/1001471669641216005

Roseanne Barr ha desarrollado su carrra profesional llena de controversias, desde la infame burla al himno nacioanl de Estados Unidos en 1990 hasta varios tweets que ha publicado desde su cuenta personal a lo largo del tiempo. En 2009 realizó una sesión de fotos para una revista de corte satírico llamada Heeb, donde se disfrazó de Hitler y se burló de las víctimas del holocausto. Barr tiene la costumbre de llamar nazis a sus críticos.

El revival de Roseanne fue un éxito sorpresa para la cadena estadounidense ABC. Fue particularmente popular entre conservadores por el apoyo público por parte de la actriz principal al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.