La primera serie mexicana para Amazon Prime por fin se estrenó en la plataforma. Se trata de la adaptación de 'Diablo Guardián', la novela del autor mexicano Xavier Velasco de 2003, con la que ganaría el Premió Alfaguara de novela ese mismo año. Luego de varios años de producción y de mantener la expectativa durante este tiempo por fin pudimos disfrutarla. Esto es lo que nos ha parecido.

Si no conoces la novela de Velasco, debes saber que la historia va de Violetta, una chica muy peculiar, rebelde por naturaleza, explosiva, compulsiva y con una sed de dinero que ni todos los millones del mundo le alcanzarían para saciarla. El relato de Velasco transita al ritmo de Violetta, pues ella va narrando su intrincada historia a su "Diablo guardián", un aspirante a escritor con el que tiene una relación cercana, cómplice y muy, muy extraña.

Las aventuras de Violetta no son pocas y distan mucho de tener un final feliz, por el contrario la llevan a caminos muy complicados por los que transita, a veces sin saber y otras por creer que está eligiendo como: prostitución, drogas, víctima de trata de blancas, violencia. La historia nos lleva por un montón de temas con una brutal honestidad y apego a la realidad. Por esto mismo la producción de la serie llevó bastante tiempo, se trata de un proyecto ambicioso y complicado pero, como dijimos, que por fin se concretó.

Paulina Gaitán (a quien vimos como esposa de Pablo Escobar en 'Narcos', producida por Netflix) fue la encargada de dar vida al complicadísimo personaje de Violetta. Es cierto que Gaitán encarna muy bien a la apasionada y desbordada Violetta (quien, por cierto, en realidad se llama Rosalba), incluso nos provoca una empatía extraña con su personaje, algo que logra con soltura Velasco en su novela. Y es que, por un lado entendemos su situación, es decir, es hija de unos padres pretenciosos, gandallas y mentirosos, pero por el otro su enfermiza ansia de dinero y lujos nos incomoda y enoja. Así es Violetta, contradictoria.

Con el paso de los capítulos de la serie vemos cómo Violetta se adentra cada vez más a sótanos oscuros y grotescos, cómo toca fondo varias veces y sigue cavando. A Paulina Gaitan la acompaña Adrián Ladrón, quien da vida a Pig (o el diablo guardián), Andrés Almeida hace de Nefastófeles; también participa el mismísimo Pedro Alonso (Berlín en 'La casa de papel') quien interpreta a "el Gallego". Todos ellos se unen a la historia según Violetta los va encontrando en su vida. Paralela al relato estrambótico de Violetta se le une la historia de Pig (Ladrón), a quien vemos subir y bajar en sus propios dramas para finalmente encontrarse con la protagonista; encuentro que será bastante significativo en la vida de ambos.

¿Por qué ver 'Diablo Guardián'?

  • Porque eres fan de la novela. La adaptación le hace bastante justicia a la novela de Velasco, quien, por cierto, hace un cameo en la serie (al parecer esto a petición de él mismo).
  • Porque es una serie de gran calidad. La producción, las localizaciones, la camaleónica Violetta, la impecable actuación de Adrián Ladrón y la estremecedora participación de Almeida y Alonso de villanos.
  • Porque te gustan los antihéroes. Violetta es, sin duda, una antiheroína estridente y apabullante; superficial, ambiciosa y alocada pero también frágil, incomprendida y maltratada. Así mismo, Pig es un antihéroe, un chico con privilegios atormentado (y casi sin razón) por un lado y por el otro con un hueco en el corazón imposible de llenar.

¿Por qué no verla? Bueno, esto es un tanto contradictorio a lo dicho líneas arriba, pero la serie tiene un terrible tufillo a Televisa. Claro, dirán, pues es una producción de Televisa, el problema es que una gran cantidad de público huimos del universo de esta televisora que durante su reinado llenó (y lo hace en su decadencia) sus barras de entretenimiento con contenido chatarra y las de noticieros con infames "comunicadores". ¿Qué tiene esto qué ver con 'Diablo Guardián'? En realidad nada, pero sí que existe ese aire Televisa que no deja de hacer ruido (pero tal vez, y esto es lo más seguro, solo una impresión personal y ya podemos hablar de algo más objetivo).

¿Por qué no verla? Porque se apoya hasta el cansancio en la sensualidad y sexualidad de la protagonista. En un solo episodio podemos verla en diferentes situaciones sexuales o con poca ropa, incluso de forma injustificada para la trama. ¿Pero cuál es el problema?, dirán algunos. Claro, el problema no es la sexualidad en sí sino lo que aporta a la trama y el tratamiento a veces gratuito de la misma. Porque la sexualización de Violetta es un asunto complejo en la novela, así como la pérdida y apropiación de su cuerpo. Entonces, en la serie parece más un pretexto que el hilo trascendental en la historia de la protagonista. (¿Persiste la subjetividad en esta reseña?, bueno, ya acabamos.)

'Diablo Guardián' está disponible para todos los suscriptores de Amazon Prime Video. Cuenta con 10 episodios de 60 minutos cada uno.