Marcio Cabral fue uno de los ganadores del concurso de fotografía de naturaleza más prestigioso, el Wildlife Photographer of the Year 2017, otorgado por el Museo de Historia Natural de Londres. En octubre de 2017, la categoría "Animales en su medio ambiente" reconoció el trabajo del fotógrafo con la imagen de un oso hormiguero.

Según informó el Museo en un comunicado, terceras personas presentaron evidencias de que el animal en la fotografía estaba en realidad disecado. Después de una investigación sobre la imagen titulada The night raider, la institución ha descalificado la fotografía.

"El Museo cree que la imagen infringe las reglas de la competencia. Las reglas establecen claramente que 'las entradas no deben engañar al espectador o intentar tergiversar la realidad de la naturaleza'", indicó el comunicado.

En la investigación participaron dos expertos en mamíferos, un especialista en taxidermia y dos personas especializadas externas al Museo de Historia Natural. Cada uno de los expertos trabajó de manera independiente pero todos llegaron a la conclusión que hay elementos que apuntan a que el oso hormiguero es un objeto de taxidermia.

La postura del animal, la morfología y la forma del pelaje son algunos de los aspectos que analizaron los investigadores para determinar que la fotografía de Mario Cabral no cumplió con las reglas del concurso.

Por su parte, el fotógrafo negó rotundamente que el oso hormiguero esté disecado y compartió imágenes del animal que fueron tomadas antes y después del momento que él capturó para el concurso. Asimismo, afirmó que cuenta con un testigo que vio al oso hormiguero vivo.

A pesar de las afirmaciones de Cabral, los organizadores del Wildlife Photographer of the Year 2017 han decidido cortar por lo sano y eliminar la fotografía de la lista de ganadores, la exposición y la gira.