Spotify subirá el precio de sus suscripciones en mayo. El incremento, que solo afectará a los clientes noruegos, será de un 10% respecto al monto actual, y afectará a las tres modalidades: premium, estudiantes y familias.

El impacto de esta subida de precios será progresivo. Los nuevos abonados se enfrentarán a él a partir del mes de mayo; sin embargo, los ya abonados, no tendrán que hacerlo hasta el mes de julio.

Si la respuesta de sus clientes resulta positiva, la compañía podría llevar esta subida de precios al resto de mercados en los que opera.

Este movimiento le ayudaría a entrar en la senda del beneficio, algo que no ha conseguido en toda su historia. Los elevados royalties impuestos por las compañías discográficas y otros costes asociados a su producto les han impedido, durante años, dejar en positivo las cuentas trimestrales.

Spotify cuenta con 157 millones de usuarios activos y más de 70 millones de suscriptores de pago. Está disponible en 65 mercados y presume de una valoración bursátil de 27.892 millones de euros.