El concepto de sandbox hace referencia un entorno de pruebas para software o páginas web aislado del sitio web o del resto del sistema.

Las máquinas virtuales, por ejemplo, sirven como sistema sandbox, ya que nos permiten ejecutar programas con errores o infectados sin que esto afecte a nuestra computadora.

El uso de sandbox se ha extendido a más aplicaciones e incluso a sistemas operativos. Google Chrome, por ejemplo, ejecuta plugins y aplicaciones web de forma estanca para que el resto del sistema no corra peligro.

Y macOS introdujo esta medida de seguridad para que las aplicaciones maliciosas no puedan hacerse con el control.

Por lo demás, hay herramientas sandbox específicas que nos permiten ejecutar aplicaciones aisladas del sistema para buscar errores de código, problemas de estabilidad o simplemente para evitar sorpresas relacionadas con el malware, virus o ransomware.

Antes hemos hablado de soluciones de referencia como Sandboxie o Browser in the Box. A continuación repasamos unas cuantas más para probar aplicaciones sin riesgos.

SHADE Sandbox

Una de las alternativas de sanbox más cercanas a la popular Sandboxie es SHADE Sandbox, gratuita para usuarios domésticos y con versión de pago para el resto de usuarios.

Tan simple como arrastrar y soltar el icono del programa que queremos ejecutar con seguridad y SHADE Sandbox lo detectará y hará su trabajo, lanzando dicho programa sin que pueda afectar al funcionamiento o configuración de Windows.

Pensado como medida de seguridad alternativa al antivirus, SHADE Sandbox se puede usar como complemento a cortafuegos y antivirus.

Además de para ejecutar programas, podemos emplearlo para navegar por la web evitando así páginas dañinas o malware que se descarga sin darnos cuenta.

Toolwiz Time Freeze

Otra gran solución gratuita de sandbox es Toolwiz Time Freeze, disponible para Windows y que, en vez de aislar las aplicaciones, bloquea el acceso a cualquier archivo del sistema, a no ser que la app que lo haga esté en una lista blanca.

Así, los programas que ejecutes bajo la vigilancia de Toolwiz Time Freeze funcionarán con normalidad pero dentro de unos límites, ya que no podrán realizar cambios en Windows fuera de sus funciones habituales.

Entre sus ventajas, apenas afecta al rendimiento del sistema y no requiere reiniciar para activarlo o desactivarlo.

Shadow Defender

Similar a Toolwiz Time Freeze, Shadow Defender sirve para lanzar programas con normalidad pero generando cambios en el sistema de forma virtual, en un entorno cerrado y seguro.

Sus aplicaciones son varias, según reza su página oficial: evitar virus y malware, navegar por internet de forma segura y sin dejar rastro en el PC, proteger nuestra privacidad y no empeorar el rendimiento del sistema con cambios continuos.

Shadow Defender recupera el estado original de Windows al reiniciar. Además, en todo momento vemos cuánto espacio dedica la herramienta a virtualizar e incluso es posible crear una lista de archivos y carpetas que no queremos proteger.

ReHIPS

Autodenominado Host-based Intrusion Prevention System, o Sistema de prevención de Intrusiones basado en el Huésped, ReHIPS sigue la estrategia de las herramientas de sanbox anteriores: virtualizar las partes más sensibles de Windows y limitar el acceso a esas partes a las aplicaciones que ejecutemos.

Así, si algo va mal cuando tenemos activado el modo ReHIPS, Windows seguirá como si nada.

Aunque ReHIPS no ofrece demasiada información en su página oficial, dispone de un foro donde podemos responder a nuestras dudas en inglés.