Después de haber sido demandados este martes por Charlie Kessler, director del filme corto Montauk, los creadores de Stranger Things, Matt y Ross Duffer, han dado respuesta a la acusación del presunto plagio sobre la historia de la exitosa serie de ciencia ficción de Netflix.

A través de un comunicado, según recoge The Hollywood Reporter, el abogado de los hermanos Duffer, Alex Kohner, ha contestado:

El alegato del Sr. Kessler es completamente infundado. Él no tuvo relación con la creación o el desarrollo de Stranger Things. Ninguno de los hermanos Duffer ha visto el cortometraje del Sr. Kessler ni ha discutido cualquier proyecto con él. Esto es solo un intento de sacar provecho de la creatividad y el arduo trabajo de otras personas.

Según Kessler, conoció a los hermanos Duffer durante una fiesta en el Festival de Cine de Tribeca en 2014, en la cual les expuso su concepto sobre una historia de ciencia ficción ambientada cerca de una base militar abandonada. Su abogado, Michael Kernan, argumenta que esa conversación generó un contrato implícito que ha sido infringido por los creadores de Stranger Things.

https://hipertextual.com/2018/04/demanda-creadores-stranger-things-plagio

En 2012, Kessler hizo el cortometraje Montauk como un teaser para presentar el guion de su película The Montauk Project. Esta historia es el concepto que argumenta ha sido plagiado por los hermanos Duffer. Sin embargo, Stranger Things, que se estrenó el 15 de julio de 2016 en Netflix, surge de un libro de ciencia ficción titulado The Montauk Project: Experiments in Time, que fue publicado en 1992 y en el cual también está basado el filme corto en cuestión.

No obstante, con su denuncia busca obtener una orden judicial para que los hermanos Duffers dejen de usar sus conceptos y destruyan todos los materiales basados en dichos conceptos. Asimismo, está pidiendo la restitución de las ganancias perdidas y daños punitivos.