Los taxistas de la Ciudad de México han empezado a modernizarse. Después de muchos años de problemas con plataformas como Uber, los conductores que operan en la capital funcionarán a través de una aplicación con el objetivo de mejorar el servicio y aumentar la seguridad durante los viajes.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) formó parte de este proyecto en el que obliga a todos los taxistas a instalar una tablet de geolocalización en lugar de los taxímetros tradicionales. La modernización del servicio de taxis en la ciudad parece una buena estrategia para que el colectivo pueda hacer frente al éxito de los empresas de ride-hailing pero la tecnología que se utilizará no será gratis.

Mientras que la Semovi afirmó que la instalación de las tablets no tendrá costo alguno, el subsecretario de la entidad, Jesús Romero, añadió que la utilización de la aplicación tendrá un costo de 12 pesos. Este aplicará tanto a los conductores como para los usuarios.

"Los taxistas lo van a utilizar como un taxímetro y se les va a cobrar 12 pesos, pero el beneficio que tendrán es que ya no estarán dando vueltas para buscar pasaje y no van a gastar gasolina. Al pasajero solamente [se le cobrará] si ocupa la app y quiere tener este beneficio, también 12 pesos, pero con ello se garantiza que tendrá un viaje seguro", explicó Romero para El Universal.

En un principio, se apuntó que los viajes a través de la aplicación no tendrán un coste adicional y que la tarifa por minuto y kilómetro sería la misma si pedimos el viaje por la plataforma que en las calles. Sin embargo, la mejora del servicio gracias a la app, sobre todo a nivel de seguridad, tendrá un precio.

A pesar de que no supone un costo extremadamente elevado, este sí podría dividir a los clientes del taxi en la Ciudad de México. Muchas personas estarán dispuestas a pagar 12 pesos por usar de la app para tener información del conductor, la matrícula donde va a viajar y la opción de pagar con tarjeta. Los peligros por robo y asaltos en las unidades de la ciudad no son una excepción y, de esta manera, podrían reducirse.

Sin embargo, el hecho de que pedir el viaje a través de una aplicación conlleve un pequeño coste extra puede echar para atrás a otros capitalinos.

En la mayoría de los casos, el viaje será más barato en comparación con otras plataformas como Uber y Cabify. Este es el argumento de Jesús Romero, quien señaló que, con la aplicación, los taxistas podrán empezar a competir con las empresas de transporte privado. En el caso de los usuarios, si corren con este gasto podrán contar con las ventajas que ofrece la aplicación como los datos del conductor.

Desde que se anunció la implementación obligatoria de las tablets, los taxistas se han mostrado en desacuerdo y alertaron de que esta innovación conllevaría a un costo extra ya fuera por viaje o por la aplicación. Asimismo, alertaron del peligro de llevar consigo el dispositivo ante robos y asaltos. La secretaría respondió que, en caso de robo, se repondrá la tablet sin costo pero los conductores han puesto el foco en su seguridad física en un contexto en el que la inseguridad ha aumentado en la capital mexicana.