En el episodio 8x13 de The Walking Dead encontramos mucha acción, giros y sorpresas, también algo de relleno, ¿por qué no? Sin embargo, parece que la serie parece decidida a cerrar mucho mejor de lo que empezó y la vieja tensión y el horror ha regresado al show.

Te recordamos no seguir leyendo si no haz visto el capítulo 8x13 "No nos hagas extraviarnos".

El asalto a Hilltop fue el centro de la acción en este episodio. Comandados por Simon los salvadores llegaron a las puertas de la comunidad en donde ya los esperaban con varias emboscadas y planes de ataque. Es grato tener por fin acción verdadera, sobre todo cuando se le ha dado tantas vueltas al asunto. También es muy divertido tener de nueva cuenta a nuestro grupo principal en la misma batalla y en acción.

Maggie intenta hablar con Negan pues piensa, y con razón, que éste encabeza el ataque pero se tiene que conformar con los ladridos de Simon quien está decidido a masacrar a todos. Dwight le recuerda que Negan posiblemente esté vivo y que matar a todos nunca fue parte del plan pero Simon no escucha razones, parece que ya perdió todo vínculo humano y solo quiere ver correr la sangre de los demás.

Lo que siguió después fue bastante bueno, una confrontación emocionante, directa, con mucha tensión. Daryl ve cómo durante la batalla Dwight está detrás de Simon y le dispara una flecha a Tara antes que éste último la mate de un disparo. Aquí caben las dudas de Daryl quien se arrepiente de haberle perdonado la vida al cambiacapas ese que no ha demostrado de qué lado está su lealtad (¿o sí?). Cabe la posibilidad de que le disparó para alertar a Tara. Esto da pie a que Tara y Daryl hablen después sobre el asunto; nos recordó un tanto por qué este último se convirtió en un personaje muy importante para la serie.

Los sorprendidos salvadores tienen que emprender la retirada, pero el daño está hecho, han dejado a varios heridos de arma. Ellos están en la enfermería, cada vez más graves y ya sabemos lo que vendrá después. Lo que sí desespera un tanto son algunos de los hilos secundarios, como el de el "joven Henry", quien insiste en saber quien mató a su hermano; el de Morgan, quien está perdiendo la cordura pues la imagen de Gavin lo sigue y le repite varias veces "Sabes lo que es", aquí lo cansino no es lo que le sucede sino lo repetitivo.

El caso de Henry es más grave pues va con los dichosos prisioneros y en un acto estúpido los libera. Esto en medio del caos que comienza en casa cuando los infectados se convierten en caminantes. ¿Será por eso que no había nadie de guardia? ¿En donde demonios está Jesús? El caos desatado en Hilltop nos trajo al horror de vuelta a la serie, pues el peligro zombi volvió a ser parte de la trama y no un telón de fondo. Rick recuerda que Lucille estaba llena de "algo" y deducen así que las armas de los salvadores estaban infectadas.

Así pues, dejamos a Hilltop mermado, con muchas bajas y con una victoria con sabor a derrota. No supimos más de Simon y compañía, tampoco de Negan y su paradero junto a Jadis, ¿cuáles serán los planes de esta? Aunque sí los vemos en el promo del siguiente episodio llamado "Still gotta mean something":