Un excelente pretexto para aquellos que suelen llegar tarde a todos lados. Una falla continua en el sistema eléctrico de Europa ha provocado un retraso de 6 minutos desde mediados de enero en los relojes de 25 países en la región.

La frecuencia que normalmente se utiliza en el sistema eléctrico europeo es de 50 Hz (en América y Japón se maneja una frecuencia de 60 Hz), pero, la corriente ha estado circulando con una frecuencia media de 49,999 Hz. Por tal razón, se han ido retrasando de forma paulatina los segundos en los relojes que se conectan a la luz como son en su mayoría despertadores, microondas u hornos, así como los temporizadores de la calefacción central.

SwissGrid, el operador suizo de la red de transmisión, ha achacado el problema a una desviación continua originada entre Serbia y Kosovo. Ahí, unos 113 GWh perdidos han sido los responsables de causar el desvío de la frecuencia en todos los demás países conectados a esa red. La frecuencia del sistema se puede consultar en tiempo real a través de su sitio web.

El problema ha sido confirmado por la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (ENTSOE) en un comunicado en el que han señalado:

Las desviaciones de potencia se originan en el área de control llamada Serbia, Macedonia, Montenegro (bloque SMM) y específicamente Kosovo y Serbia.

Durante el período de crisis, Kosovo no generó suficiente electricidad para satisfacer sus necesidades. Serbia está legalmente obligada a satisfacer la demanda de Kosovo de mantener estable la red europea, de acuerdo con Entsoe. No obstante, no ha intervenido debido a que ambas están en disputa.

Los 25 países afectados son aquellos que van de España a Turquía y de Polonia a los Países Bajos, los cuales forman parte del área de Europa que está unida en una red eléctrica que opera a una frecuencia sincronizada. Aunque el Reino Unido y algunos países nórdicos no se han visto afectados.

Dado que el conflicto deviene de un desacuerdo político entre ambas naciones, no se sabe quién ni cuándo serán restaurados esos 113 GWh perdidos. Por ahora, Entsoe ha vuelto a ajustar la frecuencia del sistema eléctrico europeo a 50 Hz para que los relojes vuelvan a marcar bien la hora. Aún no se sabe si planifican otro reajuste, acelerando un poco la frecuencia durante unas semanas para compensar el tiempo perdido en los relojes que no sean tan fáciles de ajustar a mano.