Entre los estrenos de febrero en 'Netflix' se encontró la serie 'Seven Seconds'. Un drama creado por Veena Sud, también productora y escritora de 'The Killing'. En su reciente título conoceremos la dolorosa travesía de una familia afroamericana que enfrenta la muerte de su único hijo a causa de un accidente provocado por un policía que huye de su responsabilidad.

El título 'Seven Seconds' intenta convertirse en una serie de antología que irá presentando diversos casos policíacos cada temporada. En esta primera entrega se enfoca en el caso de la muerte de Brenton Butler, un jovencito de 14 años quien de inmediato es acusado de pandillero por su color. El policía responsable de su muerte, si bien lo atropelló accidentalmente, antes que hablar a los médicos habla a sus compañeros del equipo de narcóticos; ellos y su jefe se "hacen cargo del asunto"; es decir, huyen de la escena dejando a Brenton malherido e intentan inculpar a un vagabundo. Quedarse malherido en la nieve le costaría la vida a Brenton y el caso se convertirá en un movimiento local que clama por justicia para la comunidad afroamericana.

Es verdad que 'Seven Seconds' tiene unos primeros episodios bastante prometedores. El drama que va desenredando es bastante rico, doloroso y dramático. Las actuaciones del reparto en general son muy destacadas, sobre todo la de Regina King, quien hace el papel de Latrice Butler, madre del chico que sufre el accidente mortal. Sin embargo, en la última mitad de la temporada se siente que la historia se estira de más. Todo aquello que nos pareció interesante se vuelve repetitivo y predecible.

Otra debilidad de esta entrega es que los personajes se quedan planos. Todo lo que el show promete al inicio de la temporada se queda a medias. Pensamos que luego de un comienzo tan intenso la serie conservaría su tono pero este decae al paso de los episodios. Parece que su creadora, Sud, sigue repitiendo los errores que cometió en 'The Killing', con giros sin mucha gracia y decisiones más bien arriesgadas que no llegan a un buen puerto.

Si bien se tiene mucho material para explorar varios temas complejos como el sistema de justicia y sus distintas aristas cuando esta se tiene que proporcionar a personas afroamericanas; como el del cansino sistema burocrático y sus vicios; como el de los policías corruptos que protegen la calle y al mismo tiempo la envenenan. En fin, un montón de temas actuales y añejos que habrían sido muy interesantes enfrentar en la serie, sobre todo como al principio se cree que lo hará. El problema es que no lo hace y para el final de la entrega los efectos del drama se han disipado pues llegan tarde y sin mayores sorpresas.

Clare-Hope Ashitey y Michael Mosley hacen dos personajes muy interesantes. La primera hace de KJ Harper, la asistente de la fiscalía que tiene un grave problema de alcoholismo y el segundo hace a Joe 'Fich' Rinaldi, el detective en turno del caso de Brenton con una vida personal peculiar y dolorosa. Ambos hacen sin querer una mancuerna divertida y amena, con sus vicios y sus problemas personales. El padre de Brenton, realizado por Russel Hornsby, es un hombre trabajador y cristiano que jamás encontró la forma de conectar con su hijo y su familia. Otros personajes con gran potencial aparecen pero, igual que con el resto, la historia no los respalda del todo.

Con los policías corruptos es un caso distinto, si bien puede parecer prometedor poner a un novato en un equipo maleado y corrupto, aunque lo hemos visto muchas veces no quiere decir que esta situación no tenga potencial, lo cierto es que el grupo completo cae en los lugares comunes.

'Seven Seconds' recuerda por momentos a 'The Night Of', al menos en la intención. Sin embargo, este último de HBO nos muestra su descorazonadora historia de forma mucho más inteligente, haciendo uso de sus personajes de forma magnífica. Tal vez, y arriesgándonos mucho con esta idea, 'Seven Seconds' habría sido un drama espectacular si tuviera la mitad de los episodios, su drama es insostenible en los 10 que conforman la temporada.

'Seven Seconds' está disponible para todos los suscriptores de Netflix desde el 23 de febrero.