El Brexit tendrá una consecuencia inesperada, y no es política o económica, sino de entretenimiento.

Las personas en el Reino Unido no podrán hacer uso de sus suscripciones a servicios digitales de streaming como Netflix o BBC iPlayer en el resto de la Unión Europea una vez que entre en vigor la nueva relación política.

Si bien BBC iPlayer está actualmente restringida en 27 países de la UE, es posible acceder a Netflix, aunque sea para ver el contenido local disponible y no la misma gama de programas y películas.

Tampoco podrán seguir beneficiándose de otras normas de la UE como las que tienen que ver con los derechos de autor. Así lo ha anunciado la Comisión Europea este miércoles en un aviso para los accionistas en el que señala:

A partir de la fecha de retiro [29 de marzo de 2019], las personas que residen en el Reino Unido ya no se beneficiarán de sus suscripciones de contenido digital cuando viajen a la UE.

Las reglas de portabilidad de la UE están diseñadas para permitir que las personas que viajen dentro de los países miembros puedan acceder a su contenido en línea aún cuando no se encuentren en el país en el que registraron su cuenta de Netflix.

Sin embargo, lo que no ha sido especificado es si dichas normas seguirán aplicando para el Reino Unido durante el período de transición del "divorcio político".

No obstante, señaló la Comisión, la Unión Europea y el Reino Unido seguirán sujetas a una serie de acuerdos internacionales como los derechos de autor de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

"Cabe señalar que los acuerdos internacionales multilaterales mencionados anteriormente no prevén el mismo tipo o nivel de protección [...] que el establecido hoy en el acervo de derechos de autor de la UE", indica el aviso.