En medio de una creciente ola de escándalos en torno a la desigualdad de género en el trabajo, una nueva encuesta ha puesto de relieve la persistencia de esta brecha en la industria tecnológica.

LivePerson, una empresa de tecnología estadounidense que desarrolla productos para mensajería, marketing y análisis en línea, publicó el pasado 13 de noviembre los resultados de la encuesta de 15 preguntas realizada en marzo de este año a una muestra representativa de 1.000 consumidores estadounidenses de 18 años o más acerca de sus percepciones de la IA y la brecha de género en la industria tecnológica.

El estudio de mercado está enfocado en hacer preguntas como "¿por qué todas las interfaces de conversación de inteligencia artificial (IA) tienen voces de mujeres de forma predeterminada?" o si "el uso continuado de IA arrastrará consigo los estereotipos de género de los últimos 30 años, cuando las mujeres en tecnología eran marginalizadas"? para analizar qué significa este nuevo paradigma para las mujeres su representación en el campo de la tecnología.

Para empezar, un 53.2% nunca se había pensado por qué el sexo predeterminado de los asistentes de voz es femenino. El único grupo demográfico cuya mayoría, un 57.8%, indicó que sí había pensado anteriormente sobre este hecho fue la denominada generación Z, que tiene entre 18 y 24 años.

Por otro lado, cabe destacar que el 49.9% considera que hay igual cantidad de hombres y mujeres que trabajan en tecnología e inteligencia artificial. De hecho, una mayoría dijo que confiaría más en las tecnológicas si tuvieran a más mujeres líderes porque serían más éticas. "Las mujeres fueron más propensas a sentirse de esta manera que los hombres (65.8% frente a 51.7%)", indicó LivePerson.

La firma también quiso indagar sobre la percepción que tienen los consumidores de la dominancia masculina en la industria tecnológica. Un 60.4% de los encuestados considera que está a la par en cuanto a sexismo, siendo las mujeres las que más lo ven así con un 61.4% frente a 59.2%.

Pero al ser cuestionados si podían nombrar a una mujer famosa líder en tecnología, el 91.7% dijo que definitivamente no, mientras que solo el 8.3% dijo que sí podía, aunque solamente el 4% pudo. Lo alarmante es que de ese 4%, una cuarta parte respondió "Siri" o "Alexa" como si fueran mujeres de carne y hueso. En cambio, un 57.4% indicó que sí podía nombrar a un hombre líder en tecnología, siendo Bill Gates, Steve Jobs, Elon Musk y Mark Zuckerberg los más mencionados.

La encuesta, sin dar sorpresas, pone de relieve que en la mente de muchos la desigualdad de género laboral en la industria tecnológica ya está superada, aunque dista mucho de serlo.