Youtube quiere mejorar sus transmisiones en vivo con nuevas características. En una publicación, la compañía anunció sus apuestas para lograr un servicio más atractivo para los usuarios como la implementación de subtítulos a los vídeos en directo y la posibilidad de visualizar el chat después de que la transmisión haya finalizado.

Hasta ahora, no era posible volver a ver los comentarios después de poner fin al vídeo en vivo. A partir de ahora, la función permitirá que los usuarios puedan acceder a las conversaciones, las cuáles estarán ubicadas en el mismo lugar en el que se visualizan durante la transmisión en directo.

Los creadores de contenido de YouTube también podrán agregar una etiqueta con su ubicación mientras estén grabando un vídeo en vivo. Al hacer clic en la ubicación, se podrá acceder a otras grabaciones en la misma ubicación.

Otro de los objetivos de YouTube con las nuevas características es llegar a un servicio más accesible y abierto para todos los públicos. Para ello, ha lanzando subtítulos automáticos para los vídeos en directo. La compañía empezó a agregar subtítulos a los vídeos en 2009 pero esta es su primera incursión en agregarlos en contenido grabado en tiempo real. La técnica para conseguir un buen resultado es también algo más complicado.

Cuando no sea posible agregar los subtítulos desarrollados por los profesionales, YouTube utilizará su tecnología de reconocimiento de voz automático en vivo (LASR), con la que promete "tasas de error y latencia que se acercan a los estándares de la industria", informó la plataforma.

YouTube

Esta nueva medida convierte a YouTube en una de las principales empresas de vídeo en ofrecer subtítulos en vídeos en directo y, al parecer, la tecnología podría estar suficientemente a la altura como para conseguir buenos resultados.

La función estará disponible en YouTube Live en las próximas semanas y, a partir de ahí, la compañía se centrará en mejorar la latencia y la presión de los subtítulos.