Wi-Fi en el Metro de la Ciudad de México es una de las apuestas para 2018. A finales de año, la línea 7 fue la primera en contar con internet gratuito pero, lo que empezó siendo motivo de innovación, acabó perfilándose como un peligro para los datos personales de los usuarios.

El aviso de privacidad apunta que la información de las personas que se conecten puede ser utilizada, recolectada o almacenada, incluidos los datos personales y "los envíos por correo electrónico, telefonía celular o todo medio de comunicación electrónica que pueda llegar a desarrollarse".

Estas condiciones fueron descritas como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) como "altamente preocupantes", sobre todo si recordamos que estos términos han sido fijados por el Gobierno de la capital mexicana. "El Gobierno tendría que salir a dar explicaciones y a transparentar mucha información, no solo sobre el aviso de privacidad, sino otro tipo de cosas como la contratación, si hubo licitación y el acceso que se puede tener a los datos y los usos. Levanta sospechas y muchas preguntas, pero de entrada es muy preocupante", señaló Luis Fernando García, director ejecutivo de R3D.

El director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Jorge Gaviño Ambriz, ha respondido a estas acusaciones y afirmó para El Universal que "ni hoy, ni mañana habrá un riesgo para los usuarios, deben estar seguros que toda la base de datos que nosotros tenemos no se va a compartir con nadie, ni a entidades públicas ni privadas".

El objetivo de la recolección de datos, añade, es para asegurar el control interno y evitar que haya un mal uso de la red, el cual puede llevar a cometer prácticas ilícitas. En este contexto, es necesario poder identificar quién es, apunta Gaviño, y añadió:

Tenemos filtro para evitar hackeo de celulares o incluso de la red del Metro. El servicio que estamos blindando es una red pública anónima y el no tener términos y condiciones es tener una puerta abierta para que los usuarios puedan hacer lo que quieran, consultar las páginas que quieran, descargar contenidos ofensivo; y tener la inversión para fin, no funciona.

Una vez más: Sin noticias de BKO Security

BKO es la segunda parte de la ecuación. La compañía es la encargada de manejar los datos de los usuarios y una investigación de El Universal puso de relieve que no se había encontrado información sobre esta empresa, ni su sede física ni su contacto para tener más información sobre el uso de información. A pesar de que no se han dado más detalles sobre BKO Security, el director del SCT explicó que han firmado un contrato con ellos para que no se violen las condiciones y, en el caso de que esta compañía los utilice de manera indebida, "cualquier infracción a la ley será sancionado".

Por su parte, AT&T, el operador que ha habilitado la red en el Metro, tampoco tiene el derecho de utilizar los datos personales y las autoridades del Metro tienen toda la responsabilidad de la operación.

Hasta la fecha, un aproximado de 175.000 personas han utilizado el Wi-Fi de la línea 7 desde el pasado mes de diciembre. El fin de la SCT es habilitar la red en 11 de las 12 líneas del Metro capitalino dentro de una inversión de 800 millones de pesos.