La nueva criptomoneda de Venezuela, el Petro, ha sido lanzada oficialmente al mercado el pasado martes 20 de febrero tras la preventa. Sin embargo, la moneda digital respaldada en reservas de oro, petróleo, gas y diamante del país sudamericano ya ha entrado en polémica.

"Hemos logrado la intención de compra en la preventa por el orden de los 4.777 millones de yuanes, lo cual significa 596 millones de euros, 735 millones de dólares. Ya los tenemos en nuestras manos en petros, arrancamos por lo alto, tremendo golpe", declaró el presidente venezolano Nicolás Maduro tras el lanzamiento de la criptomoneda este martes, aunque no ofreció mayores detalles sobre los primeros inversores.

Maduro justifica estas criptomonedas nacionales como una alternativa para enfrentar el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados regionales contra la nación suramericana y sostiene que con el lanzamiento de Petro conseguirán nuevos recursos económicos para el país.

¿Cómo funciona el Petro? Amín Vera, analista de Black Wallstreet Capital México, explicó en entrevista con Hipertextual que esta criptodivisa está basada en el blockchain de Ethereum y es una especie de estafa, ya que está mal planteada desde un principio. Por un lado, cada token está respaldado por un barril de petróleo del país según el bolívar venezolano, no el dólar. Eso significa que, al final, el valor del Petro está vinculado con el del crudo venezolano.

El Petro tiene otras inconsistencias. Si bien es la única criptomoneda en el mundo, hasta ahora, respaldada por bienes físicos, también implica que está pre-minada y limitada. Eso significa varias cosas que no se pueden minar nuevos tokens y que, en realidad, no necesitaría ser una moneda digital porque no aprovecha las ventajas de descentralización que ofrece la tecnología de blockchain. No obstante, aunque en un principio la oferta es fija de 100 millones, el Libro Blanco del Petro señala que podrá ser minado si los usuarios así lo acuerdan.

En ese sentido, es una especie de bono encubierto, y Venezuela no tiene el mejor historial en cuanto al manejo de bonos. De hecho, es lo que le hizo caer en bancarrota en noviembre pasado. En ese caso, no existe ninguna diferencia fundamental entre el Petro y un bono del Gobierno venezolano, ya que ninguna tiene garantías ni intermediarios.

Además, en un país con fallas constantes en el sistema eléctrico que causan apagones a diario, ¿cómo funcionará una moneda digital? No estamos muy seguros, pero el Gobierno venezolano ha autorizado que unas 5.000 personas puedan minar otras criptomonedas en el país.

Para Vera, el lanzamiento del Petro, además de evadir las restricciones de Estados Unidos y sus aliados, tiene la intención de permitir el lavado de dinero entre Cuba y Venezuela de forma encubierta, al igual que con otras empresas que de hacer negocios públicamente con el país suramericano entrarían en conflicto con Washington, y concluye:

Si lo que quieres es perder tu dinero, al mismo tiempo financiar la dictadura que peor reprime a su pueblo desde la Revolución cubana y meterte en un problema con los reguladores financieros de Estados Unidos, normalmente tendrías que hacer cada acción por separado, pero si compras Petro, te metes en los tres problemas con una sola acción.

"Más pronto cae un hablador que un cojo"

Alguien ha descubierto la dirección de la cartera digital en la cual Maduro recibe los fondos para Petro y señalado que las cifras declaradas por el mandatario también son inconsistentes: "Maduro quería recaudar $6B con el #Petro. Anoche declaró que recaudó $700M. En realidad, él recaudó... #445.96. No va a salvar al régimen, o sí? Rastrea sus movimientos tú mismo aquí", escribió ayer en su cuenta de Twitter Vanessa Neumann‏, presidenta de la compañía de análisis de riesgo político Asimétrica.

Su próximo lanzamiento: el Petro Oro

Tan pronto llegó el Petro a los mercados internacionales y el presidente Maduro ya estaba anunciando el lanzamiento de otra criptomoneda: "Y tengo una sorpresa: que voy a lanzar la próxima semana el Petro oro, con respaldo en oro, más poderosa aún, que viene a fortalecer el Petro", dijo en un acto transmitido por la televisora nacional.

La economía de Venezuela se considera "en quiebra" desde el 14 de noviembre de 2017. El 64% de los venezolanos informaron haber perdido un promedio de 11 kilogramos de peso corporal el año pasado y casi el 90% ahora vive en la pobreza, de acuerdo con la Encuesta Condiciones de Vida (Encovi) realizada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad Central de Venezuela (UCV), la cual mide el impacto de una crisis económica devastadora y la escasez de alimentos y que fue presentada este miércoles 21 de febrero.