Junto con las ediciones de los Juegos Olímpicos, tanto de verano como de invierno, se despliegan varios sucesos: la sede se prepara con estadios, villas deportivas y todo lo necesario para las competencias y para los deportistas; también se preparan las medallas y demás protocolos como la inauguración y la clausura. Por otro lado, las mascotas de cada edición se presentan con tiempo, esos personajes que acompañan la imagen de cada edición.

Recordemos que la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno comenzó con los llamados Juegos Nórdicos y más tarde, en 1924, se celebraría la primera edición dedicada a deportes invernales. La tradición de las mascotas nació mucho después que los juegos, cuando ya estaban mucho más consolidados.

La primera vez que una mascota acompañó a los juegos fue en Grenoble 1968, es decir, los X Juegos Olímpicos de Invierno. En México 1968 se utilizó un jaguar rojo para identificar el evento, sin embargo, no se le reconoce como una mascota oficial como las que habría a partir de Grenoble 1968.

Las mascotas Olímpicas son generalmente animales pero también figuras antropomórficas representativas de la región en donde se darán lugar los juegos. Se les atribuye valores y conceptos que se quieren destacar según la época, como mensajes del país sede al resto del mundo. Con el tiempo han cobrado mucha relevancia por los productos licenciados que se venden, prácticamente en todo el mundo.

Grenoble 1968

Esta primera mascota en la historia de los Juegos Olímpicos se trató de una especie de esquiador muy sonriente vestido con los colores de Francia.

Múnich 1972

Waldi es el nombre de este simpático perrito salchicha. A partir de su aparición en los Juegos, los atributos de las mascotas se establecerían y definirían. Se utilizó un perro salchicha por ser característicos de Baviera y por su agilidad y tenacidad.

Innsbruck 1976

Schneemann es el nombre de esta mascota, el vocablo "schneemann" significa en alemán "hombre de nieve". Se le puede ver vestido con un sobrero tirolés, un gorro típico de la región. Fue creado por Walter Pötsch.

Montreal 1976

Amik es el nombre del castor que representó los Juegos en Canadá. Se trata del animal representativo del país. Su nombre se deriva de la lengua de los algonquinos, es decir, de los pueblos nativos de Canadá.

Lake Placid 1980

El nombre de Roni fue escogido por los niños de Lake Placid, se deriva de la palabra "mapache" en la lengua indígena iroquesa, hablada principalmente en América del Norte. Los mapaches son comunes en la región. Roni fue creado por Don Moss.

Moscú 1980

Misha, un oso, diseñado por el dibujante de libros infantiles Víctor Chizikov. Fue, sin duda, una de las mascotas más populares de la historia.

Sarajevo 1984

Vučko es el nombre de este lobo, animal típico de los Alpes Dináricos. Fue creado por Jože Trobec y se eligió mediante una convocatoria en la que participaron más 836 personas, para luego someter a votación pública la decisión final.

Los Ángeles 1984

Sam es el nombre de esta águila calva, animal representativo de los Estados Unidos. Fue creado por C. Robert Moore de Walt Disney Productions.

Calgary 1988

Hidy y Howdy son la primera pareja de mascotas; en adelante se utilizarían otras parejas (o más) personajes. Ellos son dos osos polares, obviamente por ser representativos del lugar. Fueron creados por Sheila Scott.

Seúl 1988

Hodori es el nombre de este simpático tigre. Su nombre se deriva de los vocablos "ho" y "dori", que juntos significan algo así como "tigrito". Se escogió un tigre porque estos animales son muy comunes en la cultura coreana, sobre todo en cuentos y leyendas en donde se le asocia con nobleza y simpatía. Su sombrero es típico del pungmul, una tradición de música folclórica coreana. Hodori fue creado por Kim Hyun.

Barcelona 1992

Cobi es un perrito pirineo en estilo cubista realizado por Javier Mariscal. Su nombre se deriva de las siglas del Comité Organizador de los Juegos. Cobi tuvo su propia serie animada y fue muy popular.

Albertville 1992

Magique fue creada por Philippe Mairesse. Luego de varias ediciones de los Juegos, desde Innsbruck 1976 en donde se habían utilizado animales como mascotas, aparecía la "magia" para representar estos Juegos de Invierno.

Lillehammer 1994

Haakon y Kristin formaron otra pareja representativa de los juegos. Por primera vez se trató de personajes humanos, se extrajeron de dos personajes íntimamente ligados a la cultura noruega, Håkon IV Håkonson, rey de Noruega de 1217 a 1263 y la princesa Kristin, su tía.

Atlanta 1996

Izzy es, probablemente, la mascota menos popular de todas. Sufrió varios rediseños antes de su debut en los Juegos, sin embargo no fue bien recibida. Su nombre se deriva de "What is it?", por su forma no definida.

Nagano 1998

Sukki, Nokki, Lekki y Tsukki son cuatro búhos de las nieves; cuatro compañeros que, además, representan los cuatro elementos: Sukki, fuego; Nokki, aire; Lekki, tierra; Tskki, agua.

Sydney 2000

Tal como la fauna diversa de Australia, estas tres mascotas representaron la peculiar fauna de ese país: Syd, Olly y Millie. Olly, una cucaburra, cuyo nombre provenía de Olimpíada; Sid era un ornitorrinco que provenía de la palabra Sydney; y Millie, el equidna, cuyo nombre representaba el nuevo milenio.

Salt Lake 2002

Para los siguientes Juegos de Invierno se utilizaron una vez más otros tres compañeros: Powder, Coal y Cooper. Sus nombres se derivan de los recursos naturales de Utah y son tres animales de la región: Powder es la liebre americana, Cooper un coyote y Coal un oso negro.

Atenas 2004

Los Juegos Olímpicos regresaron a su lugar de origen y para ello se utilizó esta pareja: Athenà y Phèvos eran dos niños inspirados en dos muñecos de la antigua Grecia. Sus nombres provenían de los dioses Atenea, protectora de la ciudad, y Febo, dios de las artes y el deporte.

Turín 2006

Neve y Gliz fueron otras mascotas no tan bien recibidas por el público. Principalmente por su forma y simpleza de sus nombres: "Neve" de nieve y "Gliz" de hielo.

Beijing 2008

Beibei, Jingjing, Huanhuan, Yingying y Nini. Sus nombres de dos sílabas repetidas hacen referencia a los apelativos cariñosos con los que se suele tratar a los niños en chino. Juntos conforman la frase Beijing huanying ni, que significa 'Pekín te da la bienvenida'. El grupo de las cinco mascotas se llaman Fuwa. Son: Beibei, un pez azul; Jingjing, un panda; Huanhuan, una antorcha roja; Yingying, un antílope tibetano; y Nini, una golondrina verde.

Vancouver 2010

Quatchi y Miga es una pareja inspirada en los cuentos indígenas de la costa noroeste de Canadá. Quatchi es un sasquatch (o pie grande) y Miga es un oso marino, un animal mítico parte orca, parte kermode, un oso blanco también llamado "oso espíritu" que solo vive en la Columbia Británica.

Londres 2012

Wenlock y Mandeville, fueron las mascotas de las olimpiadas y las paraolimpiadas respectivamente. Son unos muñecos de metal que nacieron, según su autor, Michael Morpurgo, a partir de las últimas gotas de acero sobrante de la construcción de la última viga de apoyo del Estadio Olímpico en una fundidora en Bolton.

Sochi 2014

The Hare, the Polar Bear, the Leopard (la liebre, el oso polar y el leopardo). Sí, así se llamaron estas tres mascotas de los juegos de Sochi. Si bien son representativos de la fauna de la región no se les dio personalidad desde los nombres.

Rio 2016

Vinicius se llama así en honor del músico brasileño Vinicius de Morales, figura capital de la música popular brasileña contemporánea. Se forma se deriva de una mezcla de animales de la región.

Pyeongchang 2018

Así, llegamos a la última mascota: Soohorang. Un bonito tigre blanco considerado como el animal guardián de Corea. "Sooho" significa protección y "Rang" deriva de la palabra para "tigre". Por su parte, Bandabi es la mascota de los Juegos Paraolímpicos de Invierno, se trata de un oso negro asiático.