GetCoolStudio.net

Hoy nos ha sorprendido **la muerte del compositor islandés Jóhann Jóhannsson, nacido en Reykjavík en septiembre de 1969**. Estudió idiomas y literatura en la universidad y fue guitarrista en bandas de indie rock. **Su carrera fue verdaderamente interdisciplinar**, pues aportó sus partituras musicales a obras de diversos medios artísticos, desde el teatro y la danza contemporánea hasta el cine y la televisión, además de sus propios discos en solitario desde 2002. Huelga decir que **se le conoce muy en especial, como no podía ser de otra forma, por la música que nos brindó para el séptimo arte**, en el que su estreno se produjo con la comedia *The Icelandic Dream*, de su compatriota Róbert I. Douglas (2000).

Cruzó el charco para participar con sus melodías en el drama romántico *Efectos personales*, del estadounidense David Hollander (2009); la ciencia ficción de *De día y de noche*, del mexicano Alejandro Molina (2010); o el drama independiente *Por Ellen*, de la surcoreana So Yong Kim (2011). Pero su trabajo se le reconoce o ha tenido oportunidad de lucirse en mayor medida con sus composiciones para filmes como el thriller **Prisioneros, del canadiense Dennis Villeneuve (2013)**, director de *Blade Runner 2049* (2017); el biopic sobre el científico Stephen Hawking titulado **La teoría del todo, del inglés James Marsh (2014), por la que ganó el Globo de Oro a la Mejor Banda Sonora Original y fue nominado al Oscar y a los BAFTA**; el thriller criminal **Sicario (2015)** y la intriga de ciencia ficción **La llegada (2016), las dos de Villeneuve también** y que le reportaron sendas nominaciones a los Oscar y los BAFTA de nuevo.

SFGate.com

Quiso repetir igualmente con Kim en el drama romántico *Lovesong* (2016) y con Marsh en la aventurera *The Mercy*, recién estrenada en Reino Unido. El neoyorkino **Darren Aronofsky le consultó para la música y el sonido de *Madre!* (2017)**, y aún nos queda por saborear su labor en la película de acción *Mandy*, del italiano Panos Cosmatos, y en *María Magdalena*, del australiano Garth Davis (2018). **En principio, se anunció que Jóhannsson iba a encargarse de la banda sonora de Blade Runner 2049**, como compositor fetiche que parece que era de Villeneuve. Pero luego, para asombro de la prensa especializada y la cinefilia, **le sustituyeron por el veterano Hans Zimmer**, autor de la música que hemos escuchado en películas como *Hannibal* (Ridley Scott, 2001), *La señal* (Gore Verbinski, 2002) o *Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto* (Verbinski, 2006).

**Villeneuve se lo explicó a *Al Arabiya English* en septiembre de 2017** de esta manera: “Hacer películas es un laboratorio. Es un proceso artístico. No puedes planear cosas. Jóhann Jóhannsson es uno de mis compositores favoritos de la actualidad. **Es un artista muy fuerte. Pero la película necesitaba algo diferente, y yo necesitaba algo cercano a Vangelis. Jóhann y yo decidimos que tenía que ir en otra dirección**”. Y continuó así, puntualizando: “Espero tener la oportunidad de trabajar con él de nuevo porque creo que es realmente un fantástico compositor”. Pero, claro, ya no va a poder ser.

El estilo de Jóhannsson es ecléctico, pues le gustaba la experimentación y la mezcla en sus partituras, que tienen ingredientes clásicos, del jazz, el metal, el punk o la música electrónica. Tim Husom, el agente de Jóhannsson, ha declarado lo que sigue: “Estoy muy triste. Hoy he perdido a mi amigo, que era uno de los músicos más talentosos y una de las personas más inteligentes que conocía. Hemos recorrido un largo camino juntos”. Los cinéfilos y los amantes de la música compartimos su tristeza; pero **siempre nos quedarán las melodías que nos legó**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.