Uno de los fenómenos meteorológicos más espectaculares son los tornados, las columnas de aire que giran de forma violenta mientras entran en contacto con el suelo y penden de una nube cumuliforme. Su diámetro puede variar entre decenas y centenares de metros, adoptando en muchas ocasiones la forma de un embudo. Generalmente se desplazan a velocidades entre 15 y 50 kilómetros por hora, recorriendo unos pocos kilómetros en apenas minutos, según explica la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La mayoría de tornados se producen en Estados Unidos, país que también sufre los más violentos. Su origen se debe a las corrientes de aire frío y las de aire caliente que toman direcciones opuestas: la segunda asciende por convección, mientras que la primera desciende, creando una rotación en vertical que puede tener consecuencias desastrosas. Estas condiciones suelen darse en el llamado callejón de los tornados, situado entre los estados de Texas, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Dakota del Sur, Iowa, Kentucky, Missouri, parte de Tennessee, Alabama, Luisiana y Mississippi.

Jason Weingart es un fotógrafo de Ohio que desde su infancia ha sentido interés por algunos de los fenómenos meteorológicos más extremos. Graduado por la Universidad Central de Florida, su fascinación por los tornados se remonta a una clase en la que, siendo todavía un niño, su profesor le enseñó cómo era un vórtice de viento en la vida real. Weingart se dedica en la actualidad a inmortalizar algunas icónicas escenas, como tormentas, erupciones volcánicas, el cielo nocturno y los propios tornados, como enseña en su porfolio. Desde el año 2013, ha fotografiado una treintena de tornados por todo el territorio de Estados Unidos. Una de sus imágenes más espectaculares muestra cómo cambia un tornado en la vida real, una fotografía a la que tituló Evolution.

Crédito: Jason Weingart

La imagen es una composición de ocho fotografías que Weingart tomó el 24 de mayo de 2016. Su trabajo permitió retratar la evolución a lo largo del tiempo de un tornado ocurrido al norte de Minneola (Kansas, Estados Unidos). La enorme tormenta en rotación, también conocida como supercelda o supercélula, que originó el vórtice inmortalizado por Weingart, dio lugar a otros doce tornados, según explica el fotógrafo. Entre dos y tres fenómenos llegaron a tomar tierra al mismo tiempo; el tornado de Ford County llegó a alcanzar una fuerza de 3 en la Escala Fujita-Pearson, cuyo máximo es de intensidad 5. Algunos vídeos compartidos en YouTube reflejaron también el mismo fenómeno por aquellas fechas.

La fotografía captada por Jason Weingart, que puede adquirirse en su página web por 49,99 dólares, se ha viralizado ahora gracias a un mensaje difundido en Twitter por la cuenta de @StormchaserUKEU, que comparte habitualmente imágenes sobre fenómenos meteorológicos extremos. Wikimedia también premió a Jason Weingart en su certamen sobre fotografías científicas a finales de enero. La imagen también ha sido difundida en redes sociales cuentas relacionadas con la Meteorología de Polonia o España.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.