El maravilloso juego que acabas de descargar en tu smartphone podría estar escuchando todo lo que tu micrófono capta. Esa es la revelación que ha hecho The New York Times, quien ha descubierto más de 250 juegos en Google Play que realizan este tipo de prácticas en los teléfonos de sus usuarios.

El propósito, según ha podido conocer el diario estadounidense, es identificar hábitos televisivos y mostrar publicidad más precisa. En ningún momento se hace uso del micrófono para espiar las conversaciones de los propietarios —aunque, una vez abierto el micrófono, podrían llegar a hacerlo—.

Los videojuegos en cuestión hacen uso de un software desarrollado por una compañía conocida como Alphonso

Para ejecutar este tipo de procesos, los videojuegos en cuestión hacen uso de un software desarrollado por una compañía conocida como Alphonso, capaz de diseccionar el audio entrante e identificar diferentes sonidos relacionados con programas de televisión.

La mayoría de estas aplicaciones advierten a los usuarios de esta práctica, aunque lo hacen bajo una sección de "leer más". Si el usuario no se percata de esa escondida advertencia, el videojuego se inicia con normalidad y el sistema operativo pregunta al usuario si desea otorgarle acceso al micrófono.

La FTC estadounidense ya advirtió a las compañías que siempre deben notificar el tipo de información que recogen para mostrar publicidad personalizada. Las aplicaciones estudiadas por The New York Times sí cumplen esa norma, aunque tratan de esconder la advertencia en lugares poco frecuentes de la aplicación.

Algunos de los videojuegos en cuestión realizan este tipo de tareas incluso después de haberse cerrado, lo que aumenta la preocupación en torno a la privacidad de los usuarios.

Las aplicaciones han sido mayoritariamente encontradas en Google Play, aunque The New York Times asegura que algunas de ellas también están presentes en la tienda de Apple.

Las aplicaciones han sido mayoritariamente encontradas en Google Play.

Este tipo de acusaciones también se han vertido sobre Facebook, Google y otras grandes compañías del sector publicitario. En su caso, no obstante, las teorías conspiradoras resultan completamente falsas. Este tipo de compañías ya tienen acceso a una gran cantidad de información personalizada (ubicaciones, fotografías, correos electrónicos, etc.) que le permiten segmentar los anuncios de una forma más eficiente y con una mayor precisión que mediante la escucha activa.

En cualquier caso, hay varias medidas que los usuarios pueden llevar a cabo para proteger su privacidad de este tipo de técnicas intrusivas:

  • Revisar los accesos de las aplicaciones. ¿Para qué puede querer una linterna acceso al teléfono? ¿Por qué este gestor de correo quiere acceder al micrófono? No otorgues a las aplicaciones todo el acceso que estas demanden. Cuestionar es la mejor forma de protegerse.

  • No instales aplicaciones fuera de los distribuidores oficiales o procedente de desarrolladores "extraños". Instalar aplicaciones fuera de Google Play o App Store siempre conlleva un riesgo, al igual que hacerlo cuando se trata de desarrolladores extraños. Piensa dos veces qué instalas antes de hacerlo.