Hace justo un año, Sony se metió de lleno en el campo del OLED con la gama de televisiones A1. Hoy, después de cosechar grandes éxitos y críticas, la compañía ha continuado su andadura con la introducción de la gama A8F, una nueva televisión OLED que refina lo ya excelente y asienta las bases de una apuesta que apunta a perdurar mucho tiempo en la casa de Sony.

¿Qué hay de nuevo en este modelo?

  • HDR10 y Dolby Vision. Dos de los estándares más populares de la industria son ahora soportados por esta nueva televisión del fabricante. Esto ofrecerá mejor calidad de imagen y una mayor compatibilidad con las aplicaciones y servicios que aprovechen estos estándares.

  • Tamaños de 55 y 65 pulgadas. La gama A1 llegó inicialmente en estas dos diagonales, y Sony vuelve a repetir la jugada con esta nueva gama.

  • Un diseño más "tradicional". Adiós al soporte trasero que Sony diseño para la primera A1. Con la A8F, el fabricante ha optado por un diseño más tradicional basado en una clásica peana —muy minimalista, eso sí—. Como consecuencia, la A8F ahora es vertical y pierde también la peculiar inclinación de su predecesora.

  • Más Android TV, X1 y sonido a través de la pantalla. La nueva televisión de Sony repite jugada y hereda elementos clave de su predecesora, como el sistema operativo, el procesador de imagen y el sistema de emisión de sonido, que hace uso de la propia pantalla como superficie sonora.

El precio y la disponibilidad de este nuevo modelo no ha sido desvelado, aunque, observando las cifras a las que se comercializaba la Sony A1, el PVP final debería oscilar entre los 3.000 y los 6.000 euros para ambas variantes.

https://hipertextual.com/2017/07/sony-a1-smart-tv-oled