Los movimientos de Apple en un sentido u otro, aunque a muchos les pese, suelen ser un buen indicativo de hacia qué lado se terminará por decantar la balanza del mercado en un aspecto concreto. En este caso nos referimos al estándar Qi, el sistema de carga rápida promocionado por el Wireless Power Consortium (WPC) y que la tecnológica californiana ha implementado en sus últimos iPhone (iPhone 8 y iPhone X), presentados el pasado mes de septiembre. Ahora, cuatro meses más tarde, Powermat decide abandonar la expansión de su estándar de carga inalámbrica para unirse al WPC.

"Si no puedes con el enemigo, únete a él", habrán pensado –quizá no sin resignación–, en Powermat. La realidad es que, si bien es cierto que las opciones de carga de la compañía estaban presentes en varias grandes cadenas y comercios, estos representaban una ínfima parte del total de usuarios de carga inalámbrica. Un total que, por descontado, irá a más en los años sucesivos. El CEO de Powermat expresa así la decisión de sumarse al WPC:

Qi se ha convertido en el estándar de carga inalámbrica dominante en el mercado y el reciente lanzamiento de la nueva línea de iPhone de Apple es la evidencia de este éxito. Powermat compartirá la innovación tecnológica para desarrollar el potencial de la carga inalámbrica, y acelerará el crecimiento de la infraestructura de carga, llevando la carga inalámbrica allá donde los usuarios la necesiten.

Bueno para todos

Este movimiento significa que a partir de ahora el estándar Qi estará aún más presente y cobrará más fuerza en el mercado, conduciendo la carga inalámbrica hacia la unificación soñada que en la actualidad no se contempla con los conectores por cable. El responsable del WPC señala la importancia de la acción de Powermat como beneficio para el usuario final, que tendrá que preocuparse menos a la hora de cargar sus dispositivos.

Powermat fue uno de los pioneros que reconoció el valor de la carga inalámbrica. Uniéndose al WPC, unificará el ecosistema de carga inalámbrica bajo el estándar Qi, lo que acelerará la adopción de la carga inalámbrica y la hará más apropiado para los consumidores utilizar la carga inalámbrica allá donde vayan.

Especialmente en los smartphones, la carga inalámbrica comenzará a ser común en la amplia mayoría de los que sean presentados durante este año, dando el salto más allá del segmento alto del mercado. El accesorio ideal, por ende, es un cargador inalámbrico con el estándar Qi, como estos que te recomendamos en Hipertexutal.