Maya Forbes y Wallace Wolodarsky escribieron y dirigieron esta cinta Original de Netflix protagonizada por Jack Black. Se trata de una comedia que aborda la historia real de Jan Lewan, un músico y empresario de origen polaco radicado en Estados Unidos que hizo un enorme fraude de inversiones con un sistema Ponzi.

"The Polka King" recientemente llegó al catálogo de Netflix, uno más de los estrenos para este primer mes del año. Como decíamos, se trata de una comedia y en este sentido podemos decir que cumple, la cinta es muy divertida, Jack Black hace un gran papel y nos mantiene enganchados a sus acciones truculentas.

Estrenos de Netflix para enero del 2018

No estamos ante una comedia para paladares exigentes, pero sí ante un título que entretiene bastante con su comedia ligera, su ágil forma de contar lo que tiene que contar y, claro, con su música. Algunos de los personajes que acompañan al Jan Lewan de Jack Black agregan mucha más diversión y las breves reflexiones sobre un caso tan grave que ocurrió en la vida real.

Lo cierto es que si bien la película es muy ágil para contar lo que quiere contar, sí se queda muy corta en cuanto a las muchas facetas y lados que tiene esta historia. Se encajona en divertir y poco más. No se arriesga a perder su tono con reflexiones o melodramas que vendrían muy al caso pues el verdadero Jan Lewan cometió un fraude millonario que afectó a más de 400 inversores en al menos 22 estados.

En "The Polka King" de inmediato estamos en el escenario con Lewan y conociendo a los principales personajes de esta historia: Marla Lewan (Jenny Slate) y Mickey Pizzazz (Jason Schwartzman). La primera esposa de Jan (en la vida real se llama Rhonda Lewan) y el segundo compañero de la banda de Jan. Ambos son personajes muy divertidos y peculiares.

En muchos sentidos esta comedia complace a Jan Lewan, lo pinta como un personaje encantador y casi víctima de las situaciones. Seguramente el verdadero Jan Lewan no carece de carisma pues tuvo mucha fama (hoy revitalizada con esta cinta), fue nominado al Grammy en 1995 y daba shows en diversos casinos y escenarios lujosos. Con una carrera ganadora poco se podía desconfiar de este hombre que prometía intereses del 12% y 20% a sus inversores.

La producción de la película es impecable. Los años 2000 son retratados con gran soltura y precisión, sorprende ver lo lejanos que pueden lucir los años de hace poco más de una década. La moda, la vestimenta, las costumbres de la comunidad polaca, la forma de hacer televisión, son detalles que nos instalan de inmediato en la Pennsylvania de esos tiempos.

La cinta está basada en el documental del 2007 ”The Man who would be Polka King”, de Rebekah Rutkoff y nos cuenta el proceso que convirtió a Jan Lewan en un personaje reconocido, famoso y rico de la noche a la mañana. Más tarde nos lleva por su estrepitosa caída y es aquí donde la película tiene más conflictos, se apresura a terminar la historia y acelera sin más el final.

A pesar de esto último, podemos pasar un buen rato con la "The Polka King", el ritmo de la cinta no decae y se mantiene ágil y divertido en casi todo momento; son muchas las situaciones absurdas y aprietos en los que el personaje principal se mete y que sólo comparte con el público. Jack Black nos da un personaje carismático y, junto al demás reparto, nos enreda con sus mentiras y promesas. Eso sí, peca de poner a Lewan como víctima y a los verdaderos afectados los implica muy poco.

"The Polka King" se encuentra disponible en el catálogo de Netflix para todos los suscriptores de la plataforma.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.