A las numerosas joyas naturales y arqueológicas que alberga Tulum, en el estado mexicano de Quintana Roo, en la península de Yucatán al sur del país, podemos añadir la cueva bajo el agua más grande descubierta hasta ahora. El hallazgo fue realizado por el grupo de exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) dirigido por el buzo jefe Robert Schmittner.

La gran hazaña en este descubrimiento es que lograron conectar en Tulum, en la Riviera Maya de México, dos de los sistemas de cenotes más grandes del mundo (Sac Actun y Dos Ojos), una conexión buscada en el laberinto acuático desde hace 14 años. Como resultado de una intensiva exploración en los últimos 10 meses que culminó con el descubrimiento del pasado 10 de enero, Dos Ojos se añadió a San Actun al descifrar la conexión entre ambos sistemas de cuevas bajo el agua, informó GAM en un comunicado. Esto conforme a las normas de la espeleología que indican que cuando se conectan dos sistemas de cuevas, el más pequeño es absorbido por el más grande.

Con 347 kilómetros de longitud, Sac Actun (cueva blanca en maya) se coronó como la cueva sumergida más grande descubierta hasta el momento. El tamaño del sitio arqueológico bajo el agua es comparable con la distancia que hay aproximadamente entre Cancún y Chetumal (332 km en línea recta, como en un vuelo de avión). GAM destacó que esta conexión le quitó el récord con sus 270 km de longitud al sistema Ox Bel Ha, ubicado al sur de Tulum. Hasta hace unos días, el segundo más largo era el sistema Sac Actun (263 km), el tercero Kook Bal (93 km) y el cuarto Dos Ojos (84 km).

En el laberinto subterráneo, los investigadores encontraron cientos de objetos arqueológicos de los primeros pobladores de América, la cultura maya y de animales extintos. Estos van desde objetos de la época de la Colonia hasta restos de vasijas de cerámica maya, así como restos humanos y diversos animales como elefantes, perezosos gigantes, osos, tigres y caballos antiguos. De acuerdo con Guillermo de Anda, especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y director de la investigación:

Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo.

El equipo de GAM también registró un sistema con una longitud de 18 km y una profundidad máxima de 20 metros al norte de Sac Actun. Hasta ahora, ha sido denominado como “La madre de todos los cenotes”. El grupo de exploración continuará buscando conexiones entre Sac Actun y otros dos grandes sistemas subterráneos. Según datos del Quintana Roo Speleological Survey, se calcula que hay 1.400 kilómetros subterráneos de agua dulce repartidos en 358 sistemas tan solo en el norte de este estado mexicano.

Por otro lado, la importancia del hallazgo también radica en la gran biodiversidad y reserva de agua dulce que representa. Las acciones más próximas del proyecto GAM serán hacer un análisis del agua subterránea y un estudio de la diversidad. Asimismo, adoptar medidas que ayuden a conservar el sitio arqueológico bajo el agua más grande del mundo, por ahora.