El cofundador de Beats y máximo responsable de Apple Music podría dejar su puesto en la compañía de la manzana este mismo año, según recogen varios medios que apuntan a fuentes cercanas a la empresa como fuentes. La salida de Jimmy Iovine, una persona que ha sido clave durante los últimos dos años en Apple para armar un servicio de música en streaming capaz de competir con el mastodóntico Spotify, podría suponer un duro golpe para la gigante tecnológica.

Allá por 2014, Apple confirmó la compra de Beats Electronics, el nombre bajo el que se encuentra la famosa e internacionalmente reconocida marca de auriculares. La adquisición, realizada por 3.000 millones de dólares, no solo sirvió a Apple para comenzar a vender estos productos en sus tiendas, que finalmente es lo que más fácil resulta percibir, sino para incorporar talento a su equipo. Entre ellos, Iovine.

Su rol en Apple Music, según se ha ido destacando desde que el servicio saliera a la luz, ha servido, en parte, para que la plataforma haya logrado alcanzar la sorprendente cifra de más de 30 millones de usuarios en apenas dos años de vida. Lejos aún de las cifras de Spotify, pero loable si se tiene en cuenta la trayectoria de un servio y otro.

La salida de Iovine parece inevitable y se produciría en el mes de agosto de este mismo año, después de recibir la última parte que le corresponde por la transacción realizada con Beats. La decisión, de ser cierta, resulta también inesperada, pues hace no mucho era él mismo quien hablaba acerca del futuro de la plataforma y los pasos a seguir para hacer de esta un mejor servicio.

Hay que ayudar a los artistas a crear nuevo contenido que nunca serían capaces de hacer ellos solos. Un espacio donde puedan ser creativos. Estamos experimentando. Es un nuevo negocio. Hemos llenado un espacio con tantas personas creativas como hemos podido. Lo que ocurrirá, según mi experiencia, será algo realmente genial.

Una vacante imprevista

La noticia sobre la posible salida de Iovine llega después de conocer hace unas horas que el servicio de música en streaming que conforma su principal competencia, Spotify, alcanzaba los 70 millones de usuarios de pago. Si bien es impensable, al menos por ahora, que Apple Music pueda llegar a conseguir esas cifras a corto o medio plazo, no resulta menos cierto que hay demasiados y matices de por medio como para quedarse únicamente en la cifra total de usuarios.

Era el propio Iovine el que remarcaba de manera explícita hace unas semanas que Spotify se enfrenta a la intrincada situación de no estar consiguiendo el suficiente dinero como para garantizar la subsistencia de la plataforma. En comparación, Apple Music cuenta detrás con el ancho ala de una diversificada empresa bajo el que guarecerse, disponiendo de un margen mucho mayor sobre el que maniobrar, experimentar y, en definitiva, no hacer del dinero la principal preocupación del servicio (al menos a corto plazo).

Apple ni confirma ni desmiente las informaciones surgidas en torno a la partida del ejecutivo de Apple Music, al menos por ahora. La visión y la experiencia de Iovine en el campo musical hacen que su figura sea difícil de suplir aunque, de producirse finalmente en el mes de agosto, cuentan aún con varios meses para preparar el terreno. Este 2018 será un año importante para el servicio en streaming de Apple y hará las veces de prueba de fuego para confirmar si la tendencia alcista en cuanto a usuarios vista en los últimos tiempos se mantiene o comienza a ralentizarse.