'Un gesto estúpido e inútil' se estrenó recientemente en el catálogo de Netflix (uno más de los títulos que llegaron el mes de enero a la plataforma). Se trata de la película dirigida por David Wain, protagonizada por Will Forte en donde se cuenta la historia de Douglas Kenney, el genio detrás de la revista humorística de culto "National Lampoon".

"A Futile and Stupid Gesture", como es su nombre original, es una biopic muy peculiar; combina la tragedia y la comedia en un empaque inteligente, irreverente y ameno. No podría ser de otra forma si tomamos en cuenta el personaje del que se trata. De hecho, la película utiliza varios recursos frescos y dinámicos para hacer honor al peculiar humor e inteligencia de Kenney.

Para los conocedores de la vida de este genio antihéroe que cambió el rumbo de la comedia en Estados Unidos, y por ende en gran parte del mundo, la película resultará una agradable sorpresa, desde las primeras escenas tiene reservada una broma; lo mismo, pero en otro sentido, si nos acercamos a la película de Wain sin conocer nada del creador de la franquicia, cuando estas ni siquiera se nombraban así, National Lampoon.

Will Forte y Domhnall Gleeson (quien interpreta al socio de Kenney, Henry Beard) son los encargados de llevar la historia en sus hombros y lo cierto es que logran un trabajo muy divertido. Así mismo los encargados de dar vida a los genios de la comedia y la irreverencia, esos guionistas y cómicos que trabajaron al lado de Kenney. Gente como John Belushi, Chevy Chase, Gilda Radner, Bill Murray, Brian Doyle-Murray, Harold Ramis o Richard Belzer. La cinta es tan descarada que cuando estos cómicos aparecen, uno no puede evitar criticar que los actores no se parecen a los personajes, sin embargo, los creativos de la película nos están jugando una pasada pues el personaje narrador rompe la cuarta pared y nos dice: ¿por qué habrían de parecerse, acaso Will Forte (el actor protagonista) parece que tiene 27? ¿Realmente creen que Will Forte tiene 27?

Con estos recursos sorprendentes, absurdos e hilarantes nos muestran los inicios del emporio que creó Kenney, así como su apogeo y su inmenso éxito, pero también los tragos amargos que este genio tuvo que enfrentar, para empezar con él mismo. También sobre cómo lo afectó el ajetreo de la década de los setenta y la fama, en otras palabras: las drogas y muchísimo dinero en manos de un joven sin límites. Por otro lado, la muerte de Douglas Kenney siempre ha tenido un halo de misterio y los creadores de la cinta lo han sabido capitalizar con respeto pero también con mucho humor.

Sin duda 'Un gesto estúpido e inútil' es una cinta que vale mucho la pena para disfrutar en casa. Como decíamos líneas arriba es un material divertido tanto si se conoce la vida de Douglas Kenney como si no, también si se conoce la revista de culto "National Lampoon" (y sus demás diversificaciones: radio, televisión, libros, películas) tanto como si es la primera vez que escuchamos de esta franquicia. Si estamos en los segundos será imposible no darnos cuenta que la influencia de este personaje irreverente con una inteligencia terriblemente mordaz está presente en gran parte de los humoristas y cómicos de la actualidad.

La cinta está basada en la novela del mismo nombre escrita por Josh Karp. Fue dirigida por David Wain y escrita por Michael Colton y John Aboud y se trata de una adaptación cinematográfica muy interesante, amena, divertida, también muy respetuosa y emotiva sobre un personaje que hizo reír (y enojar) a varias generaciones.

"A Futile and Stupid Gesture" está disponible para todos los suscriptores de Netflix.