DJI, el mayor fabricante de drones del mundo, presentó este martes el modelo Mavic Air, un nuevo dron de consumo que se posiciona (tanto por precio como por características técnicas) entre el archiconocido Mavic Pro y el compacto Spark.

Estas son sus principales características:

  • Un diseño nuevo y conocido. Con un peso de 430 gramos y unos brazos plegables, el Mavic Air es uno de los drones más portables de la compañía. Plegado, de hecho, tiene un tamaño similar al de un teléfono móvil.

  • Estabilizador mecánico de tres ejes. A diferencia del Spark, el Mavic Air tiene un sistema de estabilización mecánico de tres ejes suspendido de unos amortiguadores. El sistema, además, es más resistente que el del Mavic Pro, cuyo estabilizador fue tachado, con frecuencia, de frágil.

  • Cámara 4K de menor apertura La cámara del Mavic Air se sitúa justo entre la del Mavic Pro y la del Spark. Obtiene la resolución 4K y el sensor de 1 / 2,3 pulgadas, pero ve su apertura reducida hasta f/2,8, lo que rebaja la cantidad de luz que entra en el interior del sensor. Esta cámara también es capaz de tomar fotografías de 12 megapixeles, trabajar con tomas HDR y producir vídeos en cámara lenta a 1080p y 120 FPS.

  • Hola al almacenamiento interno y al USB-C. El nuevo Mavic Air trabaja con tarjetas microSD, pero también integra una memoria interna de 8 GB y un puerto USB-C que le otorga una mayor versatilidad y compatibilidad con otros productos tecnológicos.

  • Panorámicas de 32 megapixeles y nuevos modos de vídeo inteligente. Además de los ya conocidos (Cohete, Dronie, Órbita y Espiral), el Air incorpora dos nuevos modos denominados “Asteroide” y “Boomerang”.

  • Seguimiento de objetos mejorado y control por gestos. El Mavic Air, al igual que modelos anteriores, es capaz de detectar gestos y actuar en base a ellos. También integra un sistema de seguimiento de objetos mejorado.

  • Hola al FlightAutonomy 2.0. Una mayor potencia de procesamiento, algoritmos optimizados y un conjunto de siete cámaras y sensores infrarrojos componen el nuevo sistema FlightAutonomy 2.0, que permite al Mavic Air operar de forma autónoma, esquivar obstáculos y generar precisos mapas 3D de su entorno sin la intervención del usuario.

  • Menor autonomía pero mejor estabilidad. El Mavic Air es capaz de operar de forma estable con vientos de hasta 36 km/h, algo en lo que el Spark, su hermano menor, sufría. La autonomía se ve fijada en los 21 minutos con cada carga, un dato que contrasta con los más de 25 minutos teóricos que ofrece su hermano mayor, el Mavic Pro.

  • Velocidad máxima similar al Mavic Pro. 68 kilómetros por hora es la velocidad máxima estimada por DJI, una cifra equiparable a la del Mavic Pro y que supera con creces a la del Mavic Air.

  • Un mejor sistema de refrigeración. El nuevo modelo mejora el sistema de disipación de calor generado por los componentes internos del dron, algo esencial para asegurar su correcto funcionamiento incluso en los entornos más cálidos.

Este nuevo dron de DJI estará disponible en tres colores diferentes: negro, blanco y rojo. En Europa se comercializará por 849 euros en un pack que incluye el propio dron, un control remoto, un estruche de transporte, dos pares de protectores para las hélices y cuatro pares de hélices. También se ofrecerá un pack “Vuela Más” cuyo coste es de 1049 euros e incluye, además de lo anterior, tres baterías, una estación de carga y seis pares de hélices.

El producto ya se puede reservar en la tienda oficial de DJI y los distribuidores autorizados. Su envío, sin embargo, no se realizará hasta el próximo 28 de enero.