BlackBerry es consciente de la apuesta actual por la conducción autónoma. Los fabricantes de automóviles están lanzando sus propios softwares para innovar dentro de este sector y la compañía pretende ser el aliado perfecto para mantener la seguridad. BlackBerry ha anunciado este lunes 15 de enero su sistema conocido como Jarvis, el cual ayudará a los fabricantes a detectar fallos en su software antes de que sea instalado en los vehículos.

Jarvis pretende reconocer las vulnerabilidades a través del escaneo de grandes cantidades de código. Este trabajo se realiza tradicionalmente de manera manual por expertos en computación y BlackBerry afirma que su sistema es mucho más rápido y preciso.

El objetivo principal del sistema de BlackBerry es conseguir que los fabricantes de automóviles tengan respaldos de seguridad en sus softwares de conducción autónoma. En más de una ocasión se ha puesto de relieve los problemas que podría haber para el conductor y para su entorno en el caso de que un vehículo autónomo fuera hackeado y pilotado a gusto del ciberdelincuente. La experiencia de BlackBerry en ciberseguridad busca evitar estas posibles amenazas para los conductores.

"Los vehículos conectados y autónomos requieren algunos de los softwares más complejos desarrollados, creando un desafío significativo para los fabricantes de automóviles que deben asegurarse de que el código cumpla con los estándares específicos de la industria y del fabricante, al mismo tiempo que combate una superficie de ataque muy grande y tentadora para los cibercriminales", afirmó John Chen, presidente ejecutivo y consejero delegado de BlackBerry, en un comunicado.

Jarvis se ofrecerá a las empresas fabricantes en una base de pago por uso y estará disponible en todo el proceso de desarrollo del software de un fabricante de equipos originales, (OEM, por sus siglas en inglés).

Los otros beneficios de Jarvis

El beneficio de utilizar el sistema para las empresas fabricantes, además de la seguridad, será que el software con la tecnología en ciberseguridad de BlackBerry cumplirá con los requisitos de la industria como MISRA (Motor Industry Software Reliability Association) y CERT (Computer Emergency Response Team).

El hecho de contar con el apoyo de la industria a nivel legal es un paso muy importante para el desarrollo de los vehículos sin conductor en un contexto en el que muchas ciudades ven con recelo y preocupación que estos automóviles circulen por la vía pública.

BlackBerry ofrecerá Jarvis para otras industrias como la de sanidad, defensa y la aeroespacial.

La apuesta de la compañía por el sector de la automación y, en específico, por la conducción autónoma llegó después de poner fin a su participación en el sector de la telefonía. A pesar de que los móviles de BlackBerry fueron eclipsados por nuevos modelos, la empresa consiguió especializarse en seguridad. De esta manera, amplió su área de actuación y consiguió aliarse con fabricantes como Ford para ir un paso más allá en el desarrollo de los vehículos autónomos.