En 2015 Jony Ive fue nombrado Chief Design Officer y con eso sus labores dentro de Apple cambiaron de tal forma que pueda liberarse de ciertas responsabilidades y actividades del día a día. El movimiento, supuestamente, era para que tuviera tiempo de encargarse del diseño y finalización del nuevo Apple Park, las nuevas oficinas de la compañía y el último gran proyecto de Steve Jobs.

Con la finalización del Apple Park, los equipos y líderes de diseño vuelven a reportar directamente a Ive, quien retoma esas responsabilidades del día a día, manteniéndose totalmente enfocado en el diseño. La noticia fue revelada por medio de un comunicado de Apple a Bloomberg.

Durante estos últimos dos años los equipos de hardware y software eran dirigidos por Alan Dye (director de diseño de interfaz) y Richard Howarth (director de diseño industrial), quienes a su vez reportaban directamente a Tim Cook. Ahora Ive vuelve a dirigirlos directamente. Dye y Howarth ya no aparecen en la web de Apple.

Dos años atrás, cuando se conoció la noticia, muchos consideraron que era un movimiento dentro de Apple que permitiría que Ive pueda retirarse de una posición sumamente demandante, lleno de presión y de trabajo con muchísima demanda.

Jony Ive inició su carrera en Apple en 1996, antes del regreso de Steve Jobs a la compañía, quien descubrió su talento, lo convenció para quedarse (en aquella época la compañía estaba al borde de la quiebra) y trabajaron juntos en el diseño del iMac, iPod, iPhone y iPad.

Después de la muerte de Steve Jobs, Ive ha continuado con el legado y con un altísimo nivel de calidad en diseño industrial, que siguen siendo lo mejor de la industria tecnológica. Uno de los factores claves por los cuales Apple sigue siendo la compañía mejor valorada del mundo.