En la carrera por desarrollar el vehículo más veloz sobre la faz de la Tierra, Virgin Hyperloop One ha dado un paso más hacia adelante. Durante su tercera demostración en la pista DevLoopel, en el desierto afuera de Las Vegas, Nevada, batió un nuevo récord de velocidad al alcanzar los 386 km/hr el pasado 15 de diciembre. La prueba consistió en lanzar una cápsula de unos ocho metros y medio que levita magnéticamente, por lo que tiene menor resistencia, a través de un tubo de medio kilómetro casi sin aire.

La cápsula alcanzó los 386 km/hr tras pocos segundos de haber sido disparada gracias a la nueva tecnología de esclusas de aire del tubo. Para llegar a tan altas velocidades, el hyperloop necesita viajar a través de un entorno en un estado casi de vacío, ya que ese entorno sin fricción es lo que le permite viajar a velocidades como las de un avión a lo largo del tubo. La esclusa de aire será un factor clave para los pods de transporte de pasajeros o carga entre diferentes estados atmosféricos.

"Todos los componentes del sistema se probaron con éxito, incluyendo la cámara de aire, el motor eléctrico de alta eficiencia, los controles avanzados y electrónicos de energía, la levitación y orientación magnéticas personalizadas, la suspensión de la cápsula y el vacío. Las pruebas se realizaron en un tubo despresurizado hasta la presión de aire equivalente experimentada a 200,000 pies sobre el nivel del mar. Una cápsula Virgin Hyperloop One se levanta rápidamente sobre la pista usando levitación magnética y se desliza a velocidades de aerolínea para largas distancias debido a la resistencia aerodinámica ultrabaja", explicó Virgin Hyperloop One, y añadió:

La capacidad de mantener un vacío en el tubo, especialmente uno de cientos de millas de largo, es uno de los desafíos más difíciles que enfrenta el hyperloop. Cada vez que un pod llega a una estación, tiene que desacelerar y detenerse. Luego, la cámara de aire tendrá que cerrarse, presurizarse y abrirse nuevamente. Luego, la cápsula debe despejar la cámara de aire antes de que llegue la siguiente cápsula. La velocidad a la que esto ocurre determinará la distancia entre los pods.

Con esto, la empresa ha logrado un significativo avance con respecto a su antiguo récord de 192 km/hr. Sin embargo, es apenas superior a los 354 km/hr alcanzados por el Tesla de Elon Musk en agosto pasado y el pod que un equipo de estudiantes alemanes consiguió lanzar a 323 km/hr. El objetivo final de Virgin es alcanzar una velocidad máxima de 1.126 km/hr mientras que la meta de Elon Musk con este tipo de tecnología es alcanzar los 1.200 km/hr.

Por otro lado, la empresa ha anunciado que Richard Branson ha retomado el liderazgo del proyecto, con lo que reunió 50 millones de dólares para ayudar a financiarlo. Hyperloop es un nuevo medio de transporte ideado por el fundador de SpaceX y Boring Company. Algunas de las empresas que están impulsando su desarrollo son la de Elon Musk y Virgin, que han propuesto rutas como una que conectaría a Madrid con Tánger en un recorrido de 45 minutos.