Ha sido una de las polémicas del año, y seguro que lo seguirá siendo en 2018. Las loot boxes o cofres de recompensas que funcionan a través de micropagos han estado en el centro del debate por su posible encaje en las dinámicas de los juegos de azar. De hecho, a EA le ha costado más de un disgusto con Battlefront II, y algunos reguladores están estudiando el asunto para ver como afecta a los niños.

Star Wars Battlefront II y la polémica de los micropagos: ¿es un pay to win?

Ahora Apple ha endurecido las reglas para la App Store en dos vertientes: la primera reduce las exigencias para las apps plantilla, es decir, las que se usan para crear aplicaciones en base a una plantilla web que directamente solo permite cambiar el aspecto y los botones, y por otro, ha endurecido las reglas a la hora de publicar juegos en la app store que incluyan micropagos en forma de loot boxes.

A partir de ahora, Apple obliga a los desarrolladores cumplir unos mínimos si incluyen cajas de botín o compras de recompensas con funcionalidad aleatoria. Esa funcionalidad mínima consiste en que siempre que se incluyan este tipo de funcionalidad los desarrolladores deberán mostrar la probabilidad mínima de obtener una recompensa que incluya cada cofre o cada ruleta, una medida similar a la que se obliga en algunos países asiáticos para este tipo de juegos.

Además, esta medida es extensible tanto si los usuarios han pagado por el cofre como si se trata de una recompensa in-game, por lo que no se va a poder saltar la restricción cambiando este tipo de prácticas por otros tipo de sistemas que incluyan recompensas aleatorias.

También en Hipertextual