ajedrez

Andreas Kontokanis

La campeona mundial de ajedrez ha renunciado a defender sus dos títulos en el torneo que se celebra en Arabia Saudí desde el martes 26 hasta el próximo 30 de diciembre de 2017. La joven ucraniana Anna Muzychuk ha explicado que se niega "a sentirse una criatura de segunda categoría", ya que la organización impone a las jugadoras llevar la abaya, una larga túnica obligatoria para las mujeres en el país y a ser acompañadas en todo momento en la calle. Su mensaje en Facebook se ha compartido más de 6.500 veces desde que Muzychuk lo publicó el pasado 23 de diciembre, víspera de Nochebuena.

La decisión de la campeona mundial de ajedrez implica que perderá automáticamente sus dos títulos, logrados hace un año. "Era la persona más feliz en el mundo del ajedrez, pero ahora me siento muy mal", reconoce la ucraniana, que juega en el Club OSG Baden-Baden. Anna Muzychuk admite que la situación es muy molesta, sin embargo, para ella "lo más decepcionante de todo es que a casi nadie le importa", según escribió en Facebook. "Estoy preparada para luchar por mis principios y saltarme esa convocatoria, en la que podía haber ganado más que en una docena de competiciones juntas", señaló.

Anna Muzychuk califica de "sentimiento realmente amargo" las obligaciones impuestas por Arabia Saudí para las jugadoras del campeonato de Ajedrez, pero destaca que la situación no ha hecho que cambie "su opinión y sus principios", al igual que ocurre con su hermana, Mariya Muzychuk, que también se ha negado a participar en el torneo internacional. La campeona mundial de ajedrez, sin embargo, sí accedió a competir en el mundial femenino celebrado Irán el pasado mes de febrero, en el que la campeona de ajedrez de Estados Unidos, Nazi Paikidze, se negó a participar ya que les obligaban a utilizar una hiyab.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.