Por motivos personales o profesionales, es frecuente disponer de más de una cuenta para el mismo servicio, ya sea Google, Facebook, YouTube o Amazon.

Crear una nueva cuenta de usuario es totalmente gratuito y, para evitar el correo no deseado o para tener varios perfiles en una misma red social, tener distintas cuentas es fácil, rápido y práctico.

Pero tiene una desventaja, y es que los sitios web sólo permiten acceder a una de las cuentas en la misma sesión. Si quieres abrir una segunda sesión necesitarás abrir otro navegador o crear otro perfil en tu navegador actual.

Otra posible solución es contar con SessionBox, que resuelve el problema de acceder a distintas cuentas desde un mismo navegador.

Gratuito para uso personal y con planes de suscripción para negocios y profesionales, con SessionBox podemos ver de un vistazo todas nuestras cuentas sin cambiar de perfil, sesión o navegador web. Veamos cómo.

Su carta de presentación

SessionBox funciona a través de extensiones disponibles para Google Chrome, Firefox y Opera.

Su funcionamiento es similar al de servicios de guardado de contraseñas o de enlaces favoritos. Creamos una cuenta de usuario y, desde ese momento, SessionBox guardará en su nube segura los datos de usuario y contraseñas.

El motivo de sincronizar las credenciales de tus cuentas es agilizar el proceso. Al igual que ocurre con el gestor de contraseñas de tu navegador, si esa información está guardada, no tendrás que teclearla de nuevo.

Y si te preocupa la seguridad, todo el proceso se realiza cifrando los datos, la conexión siempre es segura (HTTPS) y emplea la infraestructura de un gigante como Google Cloud. En concreto, para operaciones simétricas emplea cifrado AES-256 y RSA 2048 para las asimétricas.

Un atajo a todas tus cuentas

Empezar a usar SessionBox es tan simple como instalar la extensión correspondiente a nuestro navegador. Se añadirá un icono a la esquina superior derecha de Chrome, Opera o Firefox desde donde tendremos ocasión de darnos de alta y configurar las cuentas de usuario.

Posteriormente podremos agrupar las cuentas en grupos o simplemente dejar que se ordenen por servicio común, como Facebook o Gmail.

Para iniciar sesión, simplemente tendremos que acudir al menú desplegable de SessionBox y pulsar en el usuario al que queremos acceder. Se abrirá una nueva pestaña iniciando sesión con esa cuenta.

Así, por ejemplo, podremos contar con tres cuentas de Facebook, dos de Twitter y cinco de Gmail. Las combinaciones son infinitas, según las cuentas de que dispongamos.

Otra de sus ventajas es que, además de iniciar una sesión de una vez, también permite, abrir varias sesiones o cuentas del mismo o distintos sitios web con un sólo clic, gracias a los grupos.