Australia es el primer país en el que Facebook está realizando la prueba piloto de un nuevo método que busca prevenir el porno de venganza. La nueva estrategia requiere que subas tus fotos o vídeos desnudo a Messenger para ser etiquetados por la red social como contenido explícitamente no consensuado.

La red social desarrolló este nuevo método para prevenir que la gente comparta imágenes íntimas sin permiso en conjunto con la Comisión de Seguridad de Australia (e-Safety). Si una persona está en riesgo de ser víctima de porno de venganza, deberá contactar a esta organización, la cual le pedirá que le envíe una foto suya desnuda vía Messenger. De esta manera el sistema de etiquetado de Facebook reconocerá las imágenes en el futuro sin tener que almacenarlas en sus servidores.

La elección del país para realizar la prueba piloto se debe al alto índice de estos casos en Australia. Julie Inman Grant, comisionada de e-Seguridad, indicó en un post en su blog que una de cada cinco mujeres australianas ha sido víctima del abuso de sus imágenes y que su oficina ha recibido más de 400 reportes en lo que va del año.

Las nuevas herramientas contra el porno de venganza surgen como respuesta al escándalo en marzo pasado de las fotos de soldados estadounidenses desnudas que fueron compartidas a través de grupos privados de Facebook e Instagram.

La red social ya había hecho en abril pasado una prueba similar en Estados Unidos. También utilizó una nueva tecnología de coincidencia de fotos para garantizar que las personas no pudieran compartir imágenes previamente reportadas y etiquetadas como porno de venganza. En enero, Facebook cerró más de 14.000 cuentas relacionadas con el porno de venganza y la sextorsión, un tipo de abuso sexual a través de internet.

👇 Más en Hipertextual